Powered by

CRM para Hoteles

El proKsumer, actor principal de la Red

5 comentarios

18 marzo 2010 a las 1:53, por

Ya hablamos en un artículo reciente del proKsumer y lo relacionábamos con la tribu, desarrollando una especie de teoría etológica de comportamiento que nos ayudaba a definir y comprender el comportamiento grupal de proKsumer. Hoy vamos a centrarnos en la figura de éste, en su naturaleza y en por qué es actor principal en contraposición a otros enfoques que quieren definir al usuario desde otras perspectivas.

Definiendo al proKsumer.

Empezaremos por recordar la definición de proKsumer que introdujimos en el artículo mencionado: Un proKsumer es un gestor de la información, un usuario que PROduce, gestiona (broKer) y consuME información en la Red. En esta definición están las claves de por qué centrarnos en el estudio del proKsumer y no de otras figuras como el prosumer o el adprosumer que también son cada vez más populares.

Hemos de partir de una afirmación cierta: Internet y los medios sociales como entorno donde se mueven los usuarios tienen como materia prima la información y el conocimiento. Lo que el usuario maneja y utiliza son ideas, opiniones, conceptos, en definitiva visiones personales de la realidad basadas más o menos en premisas ciertas, maneja conocimiento. Esa es la esencia del usuario y lo que le define. Además su medio natural de relación es la conversación, manifestada de múltiples formas, pero que supone una manera natural de transmitir y compartir el conocimiento y la información que crean, gestionan y consumen.

El proKsumer versus el adprosumer.

Ante esto no cabe otra cosa que afirmar que si queremos conocer al usuario de Internet y su manera de estar en los medios sociales es a través de la forma en la que se relaciona con otros transmitiendo información, es decir, siendo proKsumer. A diferencia del prosumer o el adprosumer, el proKsumer es un concepto natural de la Red. Los otros dos tratan de trasladar a los medios sociales comportamientos externos a Internet. El adprosumer por ejemplo basa su definición en gestión de dinámicas de marketing, que le son ajenas al usuario pues él no concibe la Red como un entorno de marketing, sino como un entorno relacional, conversacional. El usuario no puede ser nunca adprosumer desde su propio punto de vista porque no quiere serlo, no quiere comportarse como un mero productor y promotor de servicios, no es para lo que él está en la Red. Esta forma de entenderlo le es ajena y supone una visión externa a él, y por lo tanto incapaz de captar su esencia.

El usuario no piensa en el marketing.

Como decimos el entorno en el que se mueve el usuario no es promocional, sino conversacional. Desde esta perspectiva resulta difícil justificar que para comprender al usuario acudamos a conceptos y categorías que le son ajenos. Si queremos integrar a ese usuario en nuestras estrategias y dinámicas promocionales debemos partir de una comprensión absoluta del mismo y de su comportamiento, pero desde la propia perspectiva y visión del usuario, aplicando una visión etológica endógena y no exógena que nos otorgue la capacidad de comprender los comportamientos del usuario desde su propia concepción del entorno en el que se mueve. Tratar de describir las dinámicas en las que participa ese usuario desde unas perspectivas artificiales y ajenas a él e incluso a la Red nos va a dar una visión muy limitada y superficial, centrada sólo en un aspecto que, efectivamente, puede ser momentáneamente útil a la empresa o a la estrategia promocional, pero que finalmente se va a manifestar como muy alejado de la realidad y, por lo tanto, del verdadero aporte de valor a la empresa. Enfocar la esencia del usuario como una esencia básicamente de marketing niega la visión que de sí mismo tiene el propio usuario, limita el conocimiento del mismo a una pequeña parte de lo que es.

El usuario de la Red es un gestor de conocimiento entendido en el sentido amplio, capaz de crearlo, modificarlo, transmitirlo y consumirlo, a partir de ahí se abre un inmenso abanico de opciones dependiendo de hacia qué dirija su acción, hacia donde enfoque ese conocimiento y en qué dinámicas participe. Partimos por tanto de una comprensión integral del proKsumer, para luego, si hiciera falta vestirlo de adprosumer o prosumer siendo conscientes de las limitaciones de estas visiones por su carácter segmentado y por su perspectiva externa principalmente.

El proKsumer es la figura que mejor define al usuario en la Red porque es capaz de captar su verdadera esencia y definirlo desde una perspectiva integral y utilizando la materia prima que utiliza y que le es propio, el conocimiento.

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

También te puede interesar