Powered by

CRM para Hoteles

Ser y tiempo

0 comentarios

21 mayo 2010 a las 0:34, por

Ayer recorría en coche las calles de Benidorm. Hacía un día magnífico y ya el sol parecía querer acercarse a lo que es en pleno agosto. Como me suele suceder por estas fechas me puse a recordar el pasado, el tiempo vivido y por lo general bien disfrutado. Aquellos veranos en los que conocí a mi mujer e iniciábamos nuestras primeras vacaciones juntos. Tiempo pasado, tiempo y espacio, ser y tiempo.

Posiblemente influido por una cierta añoranza por la juventud ya perdida, me suele invadir una cierta melancolía, causada sin duda por la imposibilidad de asir lo que se escapa sin remedio. Nada es como antes porque ya no lo puede ser, pero algo en nosotros se niega a reconocerlo. Son las trampas del tiempo cuando se interpreta desde una dimensión humana.

Los filósofos han interpretado el tiempo de muchas formas y maneras, dándole contenidos distintos y representaciones individuales. Para unos el tiempo es inseparable del ser humano, sólo es conocible si se relaciona con el transcurrir del hombre. Para otros el tiempo tiene entidad e identidad propia, de modo que no necesita del ser humano para ser conceptualizado, así la infinitud entra a formar parte del pensamiento filosófico. Pero para otros el tiempo no depende sólo del ser humano, sino también de las circunstancias en las que éste se encuentre, el entorno en el que se desenvuelva o los objetivos que pretenda.

Es cierto que esta última interpretación tiene algo de trampa, pues no interpreta la esencia del propio tiempo, sino su cuantificación, su adjetivo cuantitativo que lo valora directamente como “mucho” o “poco”, dotándole también por supuesto de una cierta caracterización ética.

Decimos esto porque estamos asistiendo a una cierta reinterpretación del tiempo en la gestión turística, dicho esto desde una cierta posición de provocación y con la sana voluntad de generar debate. Sobre todo cuando contraponemos la interpretación tradicional con la nueva visión que ofrecen los medios sociales. Los destinos y empresas turísticas, sobre todo en aquellos en los que la estacionalidad es muy acusada, suelen regir sus estrategias, previsiones y objetivos en base a una temporalidad corta, el ejercicio, que se suele identificar con la temporada turística. En estos casos toda la estructura económica se crea para dar resultados a corto plazo al igual que las acciones tácticas y estratégicas.

Suele haber aquí tensión cuando se intentan introducir acciones en medios sociales y desarrollar una presencia sólida en ellos. Tanto las empresas como los destinos suelen pecar de impaciencia y tratan de entender el tiempo desde la misma perspectiva que en las estrategias offline. Sin embargo esto no sólo es un error, sino que puede generar un efecto pernicioso sobre esa presencia en Red. El desarrollo de una estrategia sólida en Internet, que quiera recibir tal nombre, debe cumplir unos plazos que en nada se parecen a los que sigue la empresa fuera de la Red. Hay fases, procesos y presencias completamente con una personalidad y conceptualización propias y que han de ser temporalmente independientes a las estrategias offline.

El tiempo efectivo ya no depende sólo de la voluntad del ser humano, de su manera de interpretarlo, sino que viene influenciado por el entorno en el que se desenvuelve la estrategia, el objeto de esa medición temporal. Sin embargo muchos actores del sector se niegan a comprender esto, y tratan de encontrar resultados inmediatos a acciones iniciadas recientemente. El resultado más común es la frustración, el rechazo a este tipo de entornos y la negación de su utilidad, cuando en realidad lo que está permitiendo ese tiempo más sosegado es la creación de una presencia más sólida y con una imagen más potente de la empresa o el destino.

El tiempo depende del ser, de cómo éste lo interprete, pero también depende del entorno en el que se desenvuelva, en el que desarrolle sus estrategias y sus acciones. Los medios sociales tienen además la particularidad de que no permiten que el actor defina el tiempo por el que quiere regir su presencia, sino que depende mucho de la interacción con los demás usuarios de esos escenarios y plataformas. Estar en los medios sociales supone aceptar una serie de reglas no escritas entre las que el tiempo juega un papel fundamental.

Imagen: http://www.flickr.com/photos/petersmile/2448105425/

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

0 comentarios 

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar