Powered by

CRM para Hoteles

Empresas convertidas en no lugares, por Julen Iturbe

3 comentarios

17 junio 2010 a las 0:27, por

Interesante reflexión de Julen Iturbe. El concepto de no lugar, como el propio Iturbe señala, creado por Marc Augé, refleja una de las paradojas de nuestro tiempo: tenemos tal capacidad de acceder a tantos lugares que la mayoría se convierten en lugares de paso. Somos incapaces de apropiarnos de ellos, a veces porque no nos interesan, y otras porque no podemos. ¿En qué lugar colocamos la actitud de los turistas que recorren los destinos sin identificar dónde están, alejándose de la particularidad para acercarse, o dejarse llevar, a lo obvio?

Julen Iturbe desarrolla su reflexión en el entorno de la empresa. Y lo hace sin esconderse y dispuesto a mostrar sus ideas y sus filias (al fin y al cabo un blog es uno de los últimos reductos de libertad inventados). Y dice Iturbe “¿Son las empresas los no lugares del siglo XXI?, ¿caminan sin saberlo hacia convertirse en fósiles carentes de sentido real y contemporáneo?” No nos podemos apropiar de nuestras empresas, no podemos hacerlas nuestras, ¿no podemos?. ¿Qué hay de esas empresas con proyectos, cultura y naturaleza propias? ¿Las hay? ¿Y si las hay qué lugar ocupa en ellas el trabajador?

Sería interesante reflexionar si los destinos, si los hoteles se han convertido en no lugares, si hemos sacrificado la autenticidad, la diferenciación y la identidad en aras de la eficacia mal entendida.

Serría interesante reflexionar sobre ello. De momento leamos el artículo de Julen Iturbe.

——————————————————————————————————————————————————-

Los no-lugares fueron definidos hace ya unos cuantos años por Marc Augé como esos espacios anónimos donde confluyen las personas en tránsito a la espera de que algo suceda (tomar un medio de transporte o comprar el bote de mermelada light de ciruela).Tomado de su libro Los no lugares. Espacios del anonimato:

Si un lugar puede definirse como lugar de identidad, relacional e histórico, un espacio que no puede definirse ni como espacio de identidad ni como relacional ni como histórico, definirá un no lugar.

El concepto que me interesa es la idea de tránsito. Porque esto es lo que define en esencia el no lugar. Ese carácter por el cual es imposible apropiarse de él. No hay tiempo suficiente, no es relevante. Hace tiempo vi la película Up In The Air, protagonizada por el mediático George Clooney y basada en una novela previa de Walter Kirn. El protagonista asume al 100% la vida rebosante de no lugares. Su trabajo le hace vagar por territorios desprendidos de conectividad emocional. Le provee de una continuidad no lugares, así de simple. ¿Algo así pasa con muchas empresas?

Y resulta curioso en ese escenario la actual beligerancia de los procesos de coaching, la intensidad de las políticas en torno a los valores y el ensalzamiento de los grandes objetivos de las empresas. Todo cabalga a lomos de una oferta sin sentido. Demasiada cosmética de producto y poca cualidad en el interior del paquete. Era todo papel de regalo mientras que dentro sólo había una inmensa contradicción: te ofrezco trabajo precario. Mientras me salgan las cuentas, te doy trabajo. Mientras me salgan. La seguridad murió a manos de la flexibilidad.

Ya he trasladado también aquí anteriormente las ideas de Richard Sennett en cuanto a que la empresa ha dejado de ser un eje vertebrador de nuestras vidas. Quizá la generación anterior a la mía (tengo 45 años a día de hoy) pudo sentir que había una empresa globalizadora, prestadora de servicios que estructuraban la vida (horario, ritmos de vida, vacaciones, compra de productos básicos). Hoy eso es parte del pasado. La empresa ha subido la eficiencia al pedestal y ahí ha decidido renegar de su potencial vertebrador.

Para leer el resto del artículo y otros de Julen Iturbe pincha aquí.

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

3 comentarios 

  1. Pingback: Tweets that mention Empresas convertidas en no lugares, por Julen Iturbe | Tourism Revolution - Blog de turismo, socialmedia, marketing, estrategia y transformación. Una nueva visión del sector desde un total compromiso con él -- Topsy.com

  2. Rafa Mesa 18 junio 2010 - 9:41

    Hola Juan, con el aprecio intelectual que le tengo a Julen, me parece, este artículo, insustancial y de esos que debería haberlo pasado por la “trituradora de prejuicios” antes de publicarlo. Con la tímida, incongruente y fuera de tiempo y lugar de la reforma laboral del Gobierno Español, está aflorando tics “progresistas” de apego a formulas comunales de producción. ¿Que es eso de empresas no lugar”, ¿Es que han sido alguna vez un lugar? ¿Que es en realidad trabajar para la inmensa mayoría de la humanidad?: ¡¡ vender tiempo por dinero!! y más nada. Apenas en los últimos años y fruto del trabajo relacional surgen espacios y “lugares” donde se produce el encuentro de personas, más allá de la mera “venta de tiempo por dinero”.
    Lo que no tiene desperdicio, como ejercicio de hippismo intelectual es lo siguiente: “Quizá la generación anterior a la mía (tengo 45 años a día de hoy) pudo sentir que había una empresa globalizadora, prestadora de servicios que estructuraban la vida (horario, ritmos de vida, vacaciones, compra de productos básicos). Hoy eso es parte del pasado. La empresa ha subido la eficiencia al pedestal y ahí ha decidido renegar de su potencial vertebrador”.
    A día de hoy tengo 55 años, y es posible que forme parte de la generación anterior a la de Julen, y nunca sentí que existiera una empresa globalizadora (ni se que significa eso), si acaso alienante y desmotivadora, en modo alguna prestadora de servicios, y mucho menos en España y en Canarias y que ¿estructurara la vida?. Ojala la empresa elevara su eficiencia a algún pedestal, ojala dejáramos ya de fantasear en paraisos trituradores de dinero público arrancado, no siempre por la buenas, a quienes realmente crean riqueza en los países avanzados, las empresas. Lo último que le quedaba a las empresas, en un país como este que transita a partes iguales del anarco-simplismo al sovietismo subvencionado, es que las denominaran “no-lugares” por el sólo hecho de que ya no “vertebra” como lo hacían las muy benefactoras empresas sindicales y de las Jons.
    Julen, sin embargo, sigo esperando ansioso tus magistrales lecciones artesanas que nos regalas con tanta frecuencia.

  3. Pingback: La experiencia del viaje | Blog TRW - El Blog del Tourism Revolution Ecosystem

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar