Powered by

Móvil & Web Hotel

Entrevista a Amalio Rey, fundador de eMOTools

11 comentarios

23 junio 2010 a las 0:54, por

Hay veces en que uno descubre de pronto a un autor, un pensador o sencillamente una persona que le cambia los esquemas y la forma de pensar, no solo por lo que dice, sino también por lo que hace. Reconozco que en el mundo de la empresa y en los entornos en los que me muevo hay pocas personas que me hayan generado ese sentimiento. A alguno ya lo hemos entrevistado, a alguno lo entrevistaremos en breve y a otro lo presentamos hoy.

Amalio Rey es una de esas personas que hace lo que predica, que abre y comparte su conocimiento, que no entiende de niveles ni poltronas y que, como podrán leer en la entrevista destila muchísima sabiduría y sensibilidad. Reconozco que esta es una de las entrevistas que más me gustan, y como siempre el mérito lo tiene evidentemente el entrevistado, no el entrevistador.

Disfruten de verdad de la entrevista, les hará pensar.

-La primera pregunta es obligatoria: preséntate a los lectores.

Trabajo en eMOTools, una empresa que monté en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) hace 5 años para darle empaque legal a mi entusiasmo por la innovación.

Me gustan los diarios de viajes y los documentales de animales. Soy futbolero y sufridor del Betis. Más de vino blanco que de tinto, más de mar que de montaña. Tengo un blog personal (www.amaliorey.com) donde documento mis neuras confesables.

Allá por el 94 me atreví -con el susto en el cuerpo- a cruzar el charco, porque no podía decir lo que pensaba, ni hacer lo que decía. Viví en Madrid primero, mientras trabajaba en la Universidad Carlos III, y desde hace 8 años en Málaga, donde encontré (de momento) mi lugar en el mundo.

-¿Qué es eMOTools?

Un modesto laboratorio a pie de calle. También un espacio de creación compartido por Ines, Nati, Amalio y los que vengan. Funcionamos como un ecosistema abierto y poroso que nos sirve para continuar siendo pequeños.

Primero te cuento las cosas que hemos hecho siempre en eMOTools: Formar en gestión de la I+D+i (cosa rara para una empresa pero somos “coordinadores académicos” de dos Masters), hacer I+D en gestión de la I+D (juego de palabras que significa: nos flipa la investigación en lo nuestro), gestionar interfaces entre Ciencia, Tecnología y Mercado (creamos puentes entre el laboratorio y la sociedad) y ayudar a las empresas a innovar.

Y ahora te cuento lo que más estamos haciendo últimamente: Investigar y difundir modelos de Empresa 2.0 o “empresa abierta”,  organizar “talleres de hibridación” para fomentar la innovación multidisciplinar, y hacer de “arquitectos de información” en el diseño funcional de webs complejas que necesiten contenidos especializados en innovación.

-En tu presentación en eMOTools dices que tu función es “comunicar y sensibilizar sobre cómo y por qué es necesario innovar y colaborar”, ¿por qué las consideras unidas?

Esto tiene que ver con lo que nosotros llamamos “Innovación 2.0” o “Wikinnovación”.  Hay que sensibilizar desde el ejemplo. De “evangelizadores”-con-carisma-arrollador-que-no-escuchan estamos todos un poco hartos. Hay que co-crear, no cabe otra. El valor lo tiene la gente, y nuestro trabajo como facilitadores se limita a que emerja ese valor a partir de la colaboración P2P.

-También leo que en vuestros proyectos ponéis a las personas en el centro, de modo que son esas personas las que aplican lo que llamáis “la prueba de valor”. ¿Piensas que se está aplicando la innovación desde esta perspectiva en España? ¿Consideras que estamos poniendo a las personas como centro de nuestros procesos de innovación?

La cosa está cambiando, afortunadamente, en España. Mi percepción es optimista a pesar (o gracias) a la crisis. Empezamos a apretar tímidamente el acelerador.

La idea clave de que la innovación la hacen las personas, por y para ellas, empieza a calar en la gente; y por fin vamos entendiendo que existe innovación más allá de los cacharros, los ordenadores y la tecnología.

Gracias a Internet el conocimiento está mucho más distribuido, así que se van agotando las excusas elitistas que desprecian las ventajas de la participación.

El conocimiento-experto sigue siendo relevante, pero tenemos que darle la importancia que merece al conocimiento-vivencial, el que tienen los que disfrutan-o-sufren el resultado de una innovación, y que solo por eso ya tienen mucho que decir.

-¿En qué sector tienes la impresión que están más comprometidos con la innovación?

Juan, no me gusta el encasillamiento sectorial. Huyo de eso. Cada vez me atrae más lo transversal y holístico. La “nueva” innovación necesita de eso como nosotros del aire.  Sugiero que dejemos de pensar en términos de sectores, y reconozcamos lo que está pasando: todo está mezclado, la interdependencia ha diluido fronteras, y se puede innovar en cualquier parte.

-Hay una frase que encabeza tu blog que me gusta mucho “teníamos todas las respuestas y nos cambiaron las preguntas”. ¿Crees de verdad que estamos en un periodo de “reorganización mental”? ¿Hasta qué punto consideras necesario volver a “aprender a pensar”?

Esa frase gusta mucho pero aprovecho para decir que no es mía. La vi en un cartel que llevaba un manifestante en pleno Po. de la Castellana mientras me chupaba un atasco. Resume muy bien el reto de la vida: des-aprender y volver a aprender.

OJO, por evitar esa jodida soberbia del innovador en la que a veces caemos, me gustaría decir que hay preguntas que se quedan y que me acompañan siempre, supongo que a ti te pasa. También hay cosas bien aprendidas a las que no conviene renunciar. Saber distinguir entre lo uno y lo otro es vital para no dejarse seducir por las modas.

-Entre vuestros proyectos hay algunos desarrollados en el sector turístico. Cuéntanos qué es Hibridatur, del que ya hablamos en este blog.

Me alegra que me preguntes sobre eso. Hace tiempo estamos muy sensibilizados en eMOTools con el tema de los “hibridadores”, a los que Alfons Cornella llama “hombres-pegamento”.

Son “coalition builders” entre disciplinas, sectores, culturas y generaciones. Su mayor virtud: saben superar las limitaciones del lenguaje gremial y crear espacios de encuentro para valorizar la diferencia.

Después de luchar mucho por esto, al fin conseguimos concretar nuestras ideas en un proyecto real, que se llama Hibridatur”.

Consiste en mezclar conocimientos y personas de disciplinas diversas para encontrar nuevas soluciones para el Turismo. Los problemas de este sector son de naturaleza multidisciplinar, pero paradójicamente, hay una obsesión incomprensible por buscar todas las soluciones dentro.

Así que si mezclas principios de Innovación Abierta con un enfoque más sistémico de la realidad, te das cuenta que hay multitud de oportunidades a partir de la mezcla entre piezas hasta ahora inconexas. “Efecto Medici” o “innovar en la intersección”, le llaman ahora.

En este proyecto queremos “forzar” a que se junte gente que jamás hablaría entre sí de forma natural porque no reconoce, en principio, que existan conexiones útiles entre ellos. Innovar en turismo es un buen pretexto para encontrarlas.

-¿Consideras entonces que la innovación es más una cuestión estratégica y de reinvención de procesos que tecnológica? Al fin y al cabo cualquier cambio tecnológico va a suponer muy posiblemente un cambio de procesos, ¿no?

La innovación es sobre todo, como te comenté antes, una cuestión de personas. Son ellas las que tienen que dominar la tecnología, los procesos y la estrategia. Si lo viéramos así, todo iría mucho mejor. Estoy convencido que el Tourism Revolution Ecosystem, TRE, sigue el mismo mantra, no?

-También dices que tu blog es un lugar de “reflexiones sobre innovación y la vida en clave 2.0”. ¿Qué es para ti esa ya tan utilizada coletilla del 2.0? ¿Qué implica?

El 2.0 es una etiqueta que, por uso y abuso, va a pasar como las modas, mientras que la innovación abierta y participativa tiene más largo recorrido.

La experiencia de hablar con muchos empresarios nos dice que “lo 2.0” sugiere una idea engañosa de “gestión de versiones”. Parece como si la innovación 2.0 fuera una actualización de la 1.0, por la que hay que pasar necesariamente, cuando no es en absoluto así. Más bien todo lo contrario: este modelo implica una discontinuidad mental y cultural respecto de lo anterior.

Si fuera por nosotros, hablaríamos siempre de “Wikinnovación”, que es el término que nos gusta. Pero aquí tienes el conflicto de siempre: lenguaje-que-prefieres vs. lenguaje-que-se-entiende.

La etiqueta “2.0” es muy cómoda, la puedes poner de coletilla a muchas cosas, y refleja bastante bien lo que queremos decir y hacer, así que es un perfecto atajo semántico que seguiremos usando a pesar del uso frívolo que sabemos que se le da.

Wikinnovación significa, ni más ni menos, que gestionar la innovación con espíritu-wiki, o sea, desde la apertura, la transparencia, la autenticidad, el efecto-red, la participación, la agilidad y la colaboración.

-Uno de tus autores recomendados, Mihaly Csikszentmihalyi, habla del estado de flujo como la capacidad de concentrar nuestra energía psíquica y atención en planes y actos de nuestra elección, lo que nos reporta una sensación de disfrute. ¿Has alcanzado el estado de flujo? ¿No crees que en el fondo estamos redefiniendo la felicidad desde un punto de vista “productivo”?

Leer “Flow”, de ese maestro de apellido impronunciable, fue un tremendo descubrimiento, porque para mí es el libro de psicología que mejor explica de qué va esto de la “felicidad”. Además, tiene la virtud de ayudar sin pretender ser un “libro de autoayuda”.

Claro que he alcanzado “estados de flujo”. En eso consiste encontrar la felicidad, en aumentar la frecuencia e intensidad de esos estados lo más que se pueda. ¿En qué actividades? A ver, he sentido eso sobre todo viajando, pero también escribiendo cuando la musa me visita, que subidón. También después de correr cerca del mar las endorfinas se van de fiesta. Y cada vez me pasa más compartiendo con la familia, ¿será que me estoy poniendo viejo? Lo mismo sí…

Me enrollo, ya ves, porque ese tema me encanta, pero voy a tu segunda pregunta. Pienso que el gran problema lo tenemos cuando “la felicidad” de cada uno la redefinimos según patrones de otros.

El entorno (TV, radio, amigos, medios) es un implacable prescriptor de oportunidades-para-ser-felices, y vocifera a un volumen que no deja escucharnos: ¿qué queremos? ¿qué nos viene bien? ¿qué cosas nos hacen sentir “flujo”? no buscamos tiempo para respondernos a esas preguntas con franqueza. Nos dejamos llevar por recetas universales (“industriales”) que a menudo pasan, como dices, por itinerarios productivos.

-Ahora que viene el verano recomiéndanos un libro

Vaya, Juan, no me gusta recomendar libros, porque fallo mucho.

Me encantan las biografías. Hace poco descubrí la poesía, que antes ignoraba. Colecciono libros que recopilan “frases célebres de niños”, son geniales para desternillarse y pasar un buen rato.

Suelo llevar varios libros a la vez, que voy leyendo de forma intermitente según mi estado de ánimo.

No te voy a sugerir ninguno de los que tratan de innovación, que leo muchos, ya que me pides algo para el veranito.

Estoy leyendo “Comer y beber a mi manera” de Manuel Vicent, “El libro de los abrazos” de Eduardo Galeano (libro del 89, una gozada por su formato de micro relatos) y “El amor es un perro del infierno” (poemas 1974-77 de Charles Bukowski). Éste último para los que como yo, les gusta la poesía proseada, mundana, con aire de conversación y sin pretensiones líricas.

En mi cola de lectura inminente está “Confieso que he vivido”, la autobiografía de Pablo Neruda (1974) que me apetece mucho leer de nuevo.

-Un viaje, ya que te confiesas viajero empedernido

El viaje de mi vida lo hice en 2006 a Nueva Zelanda, y si alguien tiene duda que mire estas fotos. La isla sur es impresionante. Si puedes, hazlo a tu aire en caravana o en coche. No es tan caro como parece. En la isla norte no te pierdas el “Tongariro Crossing”, una de ruta de senderismo de 20 kms. que combina ocho ecosistemas distintos. Me la hice un 11 de diciembre como regalo de cumpleaños, y lo más curioso fue que iba más solo que la una, pero fui muy feliz = puro “flujo” J

Una vez que vas a las Antípodas de las Antípodas, después de 26 hrs. de aviones, viajar por Europa o hacerte las Américas parece como irte un finde a los montes de Málaga.

Si tuviera que recomendar un viaje más cercano,  ajustado a más bolsillos, te diría la Costa Vasca. Soy un fan de esa zona (Bermeo, Mundaka, Liekeitio, etc.). Vuelvo este año, ya sabes, en veranito los del Sur mejor al Norte.

Otros lugares que me encantan: Bretaña Francesa, Lisboa, Roma, Buenos Aires, Escocia y como no podía faltar en la agenda de un viajero que se precie, la India.

-Una película

Soy un cinéfilo de andar por casa, con dudoso tino artístico. Elijo las películas por emoción y diversión. Tengo pésima memoria, así que pido ayuda a Ana María y a mi librero donde guardo mis películas favoritas. Éstas las que más recuerdo ahora: Habana Blues, La vida es bella,  Slumdog Millionaire, El Padrino, La estrategia del Caracol, El lado oscuro del corazón, La muerte de un burócrata, La casa de mi vida, Gladiator, El jardinero fiel y Crash.

-Un sueño por cumplir

Recorrer Latinoamérica en plan mochilero, sin prisas, blogueando y twitteando lo que vaya viendo y sintiendo. He viajado mucho por ahí pero por trabajo, y eso pierde la gracia. La peli “Diarios de motocicleta” de Walter Salles, inspirada en el viaje del Che, hizo resucitar ese viejo plan que ha estado siempre en mi agenda vital. Me metí en el taller a moldearlo pero de repente llegó mi hijo Gonzalito, ahora con mes y medio, y otra vez se ha pospuesto. Siento que me he llevado algo de ese continente que debo devolverle, que el futuro del mundo está ahí, se cuece ahí. Seguro que hago ese viaje, por mí no va a depender que ese sueño se cumpla…

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

11 comentarios 

  1. Amalio A. Rey 23 junio 2010 - 8:52

    Gracias, Juan, por la oportunidad que me has dado, y las generosas palabras que me dedicas en la introducción. Vaya subidon de autoestima que he sentido viniendo de tí. De verdad que ha sido un placer contestar a tus preguntas. El mérito (si lo hay) es compartido, porque me hiciste pensar. Escribir es documentar, y este ejercicio ayuda a que uno exprese mejor lo que piensa y siente, así que te debo una, compañero..
    un abrazo
    Amalio

  2. Pingback: Tweets that mention Entrevista a Amalio Rey, fundador de eMOTools | Tourism Revolution - Blog de turismo, socialmedia, marketing, estrategia y transformación. Una nueva visión del sector desde un total compromiso con él -- Topsy.com

  3. alf castellano 23 junio 2010 - 9:36

    Qué disfrute Amalio!

    Gracias por tu participación y por tu inspiración…

    Ya seguía con interés tu blog y últimamente al proyecto Hibridatur – con el que nos sentimos llenos de puntos de identificación – y ahora tengo todavía más razones para no perder una oportunidad de que generamos coincidencias – personales o virtuales.

    Un fuerte abrazo!
    alf

  4. Pingback: Blog de Amalio A. Rey · Conversando con Juan Sobejano (post-176)

  5. sonia 6 julio 2010 - 16:24

    Felicidades Juan por la entrevista con tus preguntas(bien escogidas) hemos conocido un poco más el alma y esencia de Amalio (un placer).

    Me quedo con vivir nuestra felicidad que ha de ser auténtica e intransferible, no rediseñada sobre patrones de otros.

    up_person/twitter

  6. Juan Sobejano 6 julio 2010 - 16:30

    Muchas gracias Sonia. El verdadero mérito y valor está en Amalio :)

  7. Pingback: El marketing del consultor artesano, de Amalio Rey | Tourism Revolution - Blog de turismo, socialmedia, marketing, estrategia y transformación. Una nueva visión del sector desde un total compromiso con él

  8. Pingback: El marketing del consultor artesano, de Amalio Rey

  9. Pingback: 15 actitudes 1.0 para entender lo 2.0, de Amalio Rey | Tourism Revolution - Blog de turismo, socialmedia, marketing, estrategia y transformación. Una nueva visión del sector desde un total compromiso con él

  10. Pingback: 15 actitudes 1.0 para entender lo 2.0, de Amalio Rey

  11. Pingback: Blog Recomendado: Amalio Rey, fundador de emotools | Isidro Pérez Weblog

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar