Powered by

Móvil & Web Hotel

La economía de la atención y la relevancia de los destinos

4 comentarios

16 junio 2010 a las 0:57, por

Ya hemos hablado tangencialmente de estos temas. Lo hicimos cuando comentamos sobre la economía de las ideas, o cuando hemos comentado que estamos en un nuevo entorno de abundancia. Lo hacemos casi cada día cuando reconocemos que hay mucho contenido interesante en Internet, cuando predicamos la necesidad de que las empresas estén en la Red y cuando proclamamos que la gran mayoría de nuestros clientes están en ella.

Vivimos una economía de la atención porque vivimos entornos de abundancia informativa y de contenidos y porque la información se ha convertido en un bien muy barato. O al menos lo que nosotros creemos que es información.

El peligro de disponer de tanto material es que somos incapaces de descubrir cuál es el bueno, o al menos el que nos conviene. ¿Cómo voy a saber yo si el destino elegido es el adecuado cuando hay tanta información que no he podido ni descubrir? ¿Cuál es relevante y cuál no? Tenemos tal abundancia de información que hasta nos inventamos palabras que nombren el mal que producen. Infoxicación. Intoxicación por exceso de información.

Ante este panorama el único objetivo posible es el de ser relevante, que nuestro mensaje sea el más accesible, el más interesante o el más llamativo. Relevancia. Aunque hay muchas formas de ser relevante. No hace mucho un periódico publicó en su edición digital una noticia en la que en lugar de la foto que le correspondería puso una de una bella mujer con más piel que ropa (lo que los castizos vienen a llamar “en bolas”). El diario en cuestión dijo que había sido un ataque informático, pero las visitas aumentaron de manera exponencial. Curiosamente a los pocos días el mismo periódico volvió a sufrir otro “ataque informático”. ¿Quería volver a ser relevante?

Algunos de los intangibles que Kevin Kelly considera fundamentales para conseguir relevancia (copio y pego de la Wikipedia):

  1. Immediacy – priority access, immediate delivery
  2. Personalization – tailored just for you
  3. Interpretation – support and guidance
  4. Authenticity – how can you be sure it is the real thing?
  5. Accessibility – wherever, whenever
  6. Embodiment – books, live music
  7. Patronage – “paying simply because it feels good”
  8. Findability – “When there are millions of books, millions of songs, millions of films, millions of applications, millions of everything requesting our attention — and most of it free — being found is valuable.”

La relevancia no puede gestionarse sola, ha de hacerse junto con un conocimiento del segmento sobre el que queremos ser relevantes y del valor que para ese segmento es fundamental. No podemos ir como pollos sin cabeza disparando a diestro y siniestro tratando de llamar la atención porque podemos caer en el ridículo, como el periódico antes mencionado.

Vivimos en una era de la abundancia, es cierto, pero también vivimos en un momento en el que cualquier empresa, y no sólo las grandes, pueden ser relevantes, adecuadamente relevantes. Somos proKsumers, gestores de toda esa información, y al mismo tiempo somos capaces de localizar a los gestores en los que más confiamos. Confianza, otra palabra a analizar.

Cualquier destino, cualquier empresa turística ha de seguir una doble estrategia de escucha y habla antes de tratar de ser relevante. Escuche la Red, escuche a esos proKsumer que para usted son los que le dan mayor seguridad, prémielos incluso con su atención y con su reconocimiento si es necesario. Después hable, con esos proKsumers, con otros, con otras empresas, con otros destinos… con los clientes para los que quiere ser relevante.

La relevancia no se impone, es una batalla ganada, pero nunca una guerra. Es una carrera de fondo sin fondo que nos permite reinventarnos una y otra vez, porque junto a la relevancia, pegadita y casi cogida de la mano, está la innovación. Innovación para ser el primero en llegar, el último en irse, es más alto o el más eficiente, en definitiva, el más relevante.

Créanme, ser relevante no es una opción, es una necesidad. Y de necesidades mal resueltas están los EREs llenos.

Imagen: http://www.flickr.com/photos/walkadog/3353936487/

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

4 comentarios 

  1. Pingback: La economía de la atención y la relevancia de los destinos …

  2. gersonbeltran 16 junio 2010 - 8:24

    Hola:

    Hemos de ser innovadores,sostenibles,accesibles,responsables, con calidad…y ahora relevantes,apuntamos otro adjetivo a desarrollar. Espero que no saquen una iso de relevancia….ahora en serio, muy interesante la reflexión, incluso añadiría que la relevancia no debe ser objeto de medición ni mercantilización, es más bien una dinámica, una actitud, una estrategia, una forma de “estar” pero también de “ser” (mejor no entrar en consideraciones de Erich From). Por tanto lo contrario sería irrelevante no? También puede ser interesante para separar el grano de la paja, el saber separar a todo lo que en la red,tanto información como personas, nos es irrelevante porque no nos aporta ningún valor. Ser relevante sólo tiene sentido en un entorno social,por lo tanto la aprobación viene del entorno y de cómo nos comunicamos con él, si modulamos en la misma frecuencia (utilizando el símil de nuestros amigos Rafa Mesa y William Lemayer)obtendremos un reconocimiento en forma de relevancia,por tanto al entorno habría que añadirle la variable de la comunicación. En fin, tan sólo son reflexiones en voz alta para hacer más “relevante” esta magnífica exposición/reflexión. Gracias Juan.

  3. Pingback: Tweets that mention La economía de la atención y la relevancia de los destinos | Tourism Revolution - Blog de turismo, socialmedia, marketing, estrategia y transformación. Una nueva visión del sector desde un total compromiso con él -- Topsy.com

  4. Juan Sobejano 16 junio 2010 - 11:08

    Como bien dices la relevancia es subjetiva, lo que dificulta todavía más su gestión.
    Creo que estamos mas que nunca en el mundo de la subjetividad, sobre todo si hablamos de turismo. Cada vez menos podemos crear patrones que nos sirvan de manera general

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar