Powered by

Móvil & Web Hotel

El turismo, un sector voluntarista

3 comentarios

23 julio 2010 a las 0:10, por

Comunidad Valenciana, en Flickr.

El otro día leía un interesante artículo en el diario El Mundo escrito por Gabriel Tortella, El voluntarismo político, se llamaba. Hablaba Tortella de la tendencia que tienen los políticos en concebir la realidad como a ellos les gustaría que fuera y no como es en realidad. Según definición de Tortella:

El voluntarismo consiste en hacerse una imagen del mundo, o de una parte, tal como quisiéramos que fuera, investir esa imagen de un aura ética, y decidir en consecuencia que el mundo, o esa parte de la realidad, es como la imagen dicta y que, si hubiera discrepancia, la realidad debe adaptarse a la imagen y no al revés.

Y por alguna extraña razón (léase con un toque de ironía) me vino a la mente nuestro sector, el turístico.

Somos un sector voluntarista, alejado de criterios científicos y en algunos casos racionales para conseguir un conocimiento objetivo de nuestra “industria” (observen los puristas las comillas). Ya lo dijo el otro día Joan Gou en Twitter transmitiendo un comentario de @danilopez1974,  “Por qué lo llaman Actividad Turística y no Ciencia Turística? porque los científicos no creen en ello (no se les invitó).” Efectivamente, no somos un sector “racionalizado”, construido en torno a principios sólidos y dogmas irrefutables. En realidad ninguna ciencia social lo es, pero al menos sus construcciones teóricas tratan de construirse racionalmente, adecuando las afirmaciones y principios a la realidad observada, y no al revés.

El problema del turismo es que no es una ciencia social, al menos no de momento, es un sector económico, y como tal se rige por principios de utilidad, de finalidad monetaria, de búsqueda del beneficio económico. Bajo estos criterios rigen el posibilismo y el voluntarismo, la búsqueda de resultados subjetivamente queridos, pero no necesariamente generalmente aceptados. De este modo la utilización de estrategias o tácticas buscando un beneficio concreto son comunes, dejando lo que es la descripción de la realidad a un mero residuo inútil por no adecuado a los fines pretendidos.

No quiere esto decir que no se conozca la realidad del sector y lo que es, sino que no se utiliza ese conocimiento si no nos es beneficioso, o al menos no se utiliza en su totalidad, lo que es otra manera de mentir. Ponemos el foco en lo que nos importa, lo que explica nuestra visión. Tenemos unos objetivos y en base a ellos explicamos la realidad turística, sin voluntad de verdad, con voluntad de utilidad. Como dijimos en una ocasión, siempre hay una estadística para justificar una visión de la realidad, por muy subjetiva que ésta sea.

El sector turístico, la ciencia turística (si es que eso existe), se ha de construir bajo criterios de racionalidad, alejándose de cualquier explicación sesgada, tratando de analizar destinos ciertos y no de justificar visiones propias. Si no comenzamos por hacer una foto real de lo que hay vamos a construir el sector desde enfoques particulares, parciales y no comunes, construiremos el sector desde una falsa visión del mismo.

Es necesario comenzar a comprender y a comunicar el sector de manera cierta, para a partir de ahí construir teorías de gestión y de innovación que nos lleven a un sector fuerte y sólido. Los reinos de taifas y los jardines privados que son muchos destinos se están convirtiendo en medallas de plomo pintadas de púrpura, que permiten el oropel y el halago, pero que no son reales, aunque todos lo sepan. Muchos agentes, públicos o privados, están tratando de justificar su trabajo y de justificarse a ellos mismo a partir de una interpretación parcial del destino, de un voluntarismo del sector. Nivel de ocupación, gasto de clientes, número de visitantes… son datos que pueden ser ciertos cuando se comunican, pero que sólo si se da una visión global, integral, dejan de ser parciales y manipulables.

El voluntarismo en el sector es fruto de tantos intereses segmentados, de tantos destinos compitiendo entre si, de la imposibilidad de los agentes de mirar más allá del corto plazo y de la búsqueda de la autojustificación constante. Esperemos que los intereses coincidan alguna vez para que podamos tener una visión cierta y completa del sector.

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

3 comentarios 

  1. Pingback: Tweets that mention El turismo, un sector voluntarista | Tourism Revolution - Blog de turismo, socialmedia, marketing, estrategia y transformación. Una nueva visión del sector desde un total compromiso con él -- Topsy.com

  2. josé Luis Momparler 23 julio 2010 - 11:59

    De acuerdo en todo excepto en el título que creo debería haber sido “Misión imposible”.

  3. Juan Sobejano 23 julio 2010 - 12:00

    Jajaja vale, tomo nota ;)

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar