Powered by

Management

Crónica sentimental de 2010

1 comentario

3 enero 2011 a las 1:31, por

El final de año es la época en que más notarios hay por metro cuadrado. Todo el mundo echa la vista atrás y da fe de lo que ha ocurrido durante los doce meses que acaban. Las revisiones son más o menos exhaustivas y todas son una forma de tomar carrerilla para el año que comienza, una manera de recuperar todo el tiempo pasado y comprimirlo en una visión más o menos general que permita ofrecer una foto imposible de un año complejo e irrepetible.

Nosotros no hemos querido ser menos y aquí ofrecemos nuestra crónica sentimental de 2010, un resumen personal y subjetivo de algunos de los acontecimientos que nos han parecido fundamentales. Por ser eso, personal y subjetivo, no tiene voluntad de ser resumen anual, sino una reflexión anárquica de lo que ha sido un año de crisis y de enormes oportunidades.

Una crisis que aprovechar

Porque si por algo se ha caracterizado 2010 ha sido por esa maldita palabra, “crisis”, que lamentablemente no se ha sabido enfocar adecuadamente. El año de la crisis ha sido, paradójicamente, el de las oportunidades. Oportunidad de desarrollar nuevos modelos de negocio, de aplicar nuevas técnicas de gestión, de desterrar malos hábitos en gestión de RRHH, de apostar por la innovación… El año de la crisis ha sido, como también lo será 2011, el de comprender que hemos de reinventarnos porque en ello está no sólo nuestra supervivencia, sino nuestra capacidad de desarrollar proyectos ilusionantes y transformadores. No hay lugar para la parálisis. 2010 ha sido un año de oportunidades, los que no lo hayan comprendido tienen otra oportunidad en 2011.

La marca país mete un gol

En esta crónica deslavazada y anárquica no puede faltar la victoria de España en el Mundial de futbol de Sudáfrica. En un mundo globalizado en el que economía, sociología e incluso deporte se dan la mano, en el que las noticias y los eventos son planetarios, el triunfo de la selección de Vicente del Bosque supuso el aumento del orgullo nacional, un plus para la marca país de España. La pelota y el gol de Iniesta nos dejaron unos días para soñar, para recargar pilas y para recuperar aliento ante la segunda parte del año.

Pero si algo ha quedado de esa selección, aparte de su magnífico juego grabado en miles de videos y de una copa que recorre el país como si de un icono religioso se tratara, es la lección de un grupo dirigido por un hombre tranquilo, amable, pausado, un grupo que supo hacer de sí mismo un ejemplo, que puso el respeto al rival al mismo nivel que su propia exigencia y que jamás consideró a la victoria como un fin ineludible, sino como la consecuencia natural de su propia excelencia.

Haití se hunde y nosotros prometemos y prometemos

Pero el año no empezó bien, un terremoto asoló Haití y demostró que la solidaridad es muy fácil de comunicar pero muy cara de materializar. Tras una primera fase de compromiso, en el que sobre todo ONGs y colectivos particulares acudieron al rescate de Haití, los gobiernos prometieron una ayuda que a día de hoy no se ha entregado. Occidente cuida sus playas, como hizo con Bali y el tsunami de 2004, pero no su patio trasero. No hay dinero para salvar a los pobres, pero sí para lavar la cara a los ricos.

Facebook quiere ser un continente

Y dando otro salto acrobático recordamos ahora la noticia de que Facebook llegó a los 500 millones de usuarios. Un continente en sí mismo, la plataforma de socialmedia más importante jamás creada y con película exitosa de regalo. El amigo Zuckerberg, con sus rarezas y sus sombras se convierte en uno de los personajes más poderosos de la Red. Las reflexiones son muchas. ¿Se va a convertir Facebook en la Web del próximo decenio? ¿Va a ser el entorno natural de presencia en Internet si no lo es ya?

El poder de Facebook está generando envidias y reticencias y aumentarán en el futuro, pero la plataforma tiene el camino del éxito expedito. Muchos usuarios y una gran capacidad de flexibilizar la herramienta adaptándose a los cambios que se produzcan en el mercado van a permitir a Facebook responder rápidamente a las exigencias. Si el primer decenio del siglo XXI ha sido de Google, el segundo será de Facebook.

Wikileaks enseña el camino… y se encuentra con un muro

El último tramos del año ha tenido como protagonista a Julian Assange, editor de Wikileaks, esa página altavoz de secretos oficiales que está llevando de cabeza a muchos gobiernos. El impacto de Wikileks sólo se sabrá con el tiempo, pero algunos teóricos como el profesor de Nueva York Douglas Rushkoff ya ha dicho que el caso Wikileaks es un claro síntoma de por dónde va a ir Internet en el futuro. Un futuro en el que el Internet de la gran masa estará controlado por los grandes poderes mientras que quedará una Red alternativa o underground que será constantemente atacada por esos poderes dominantes. Para Rushkoff Internet nunca ha sido libre, y Wikileaks es una buena muestra de ello.

El control de Internet no vendrá por el control de los contenidos, sino por el control de los canales. La Ley Sinde va en esa dirección, más allá de la loable protección de la propiedad intelectual. El control de los canales masivos hará que las grandes corporaciones y poderes públicos controlen el espacio virtual, y cuando surjan experimentos como los de Wikileaks siempre tenemos el mundo 1.0 para actuar.

La Web ¿una muerta muy viva?

En septiembre se decretó la muerte de la Web. Chris Anderson escribió un provocador artículo en el que anunciaba que Internet había dejado de ser dominado por la Web y que el aumento de otras plataformas de gestión estaban cambiando las formas y los fondos de estar en la Red. Las reacciones no se hicieron esperar y el debate se sirvió calentito. El aumento de apps y su implantación como entornos de presencia en Internet a costa de la Web ha sido un signo claro en este sentido. Como hemos dicho antes los canales adquieren importancia, y su control puede suponer el control indirecto de los contenidos.

Chile y el espíritu de la colaboración

Dando otro giro brusco nos trasladamos a Chile, donde un grupo de mineros estuvo varios meses sepultado hasta que una operación compleja en la que se unieron tecnología, cooperación y valor a partes iguales pudo rescatarlos. En este caso Chile demostró su potencial como país y su capacidad como sociedad. El éxito humano y propagandístico reposó en su capacidad para pedir y recibir ayuda y en su inteligencia para gestionarla.

La unión de voluntades con un único objetivo supuso el aumento de las capacidades y la consecución de unos mejores resultados. Sin duda enseñanzas para todas las escuelas de negocio del mundo.

Volar… o no

Volar fue este año más difícil. Entre la nube del volcán islandés Eyjafjalla y la huelga de controladores en España, por no hablar de las nevadas que en toda Europa están cerrando aeropuertos estas fechas, los aeropuertos se han convertido en centros de acogida. A las perdidas económicas añadimos la pérdida de imagen de España en el caso de los controladores y la manifiesta complejidad de un sistema que no puede solventar problemas naturales más o menos simples o decisiones de un pequeño grupo que acumula un poder desmedido en sus manos.
La debilidad de destinos como Canarias o Baleares, totalmente dependientes del transporte aéreo, quedó patente en estas fechas. Los múltiples componentes que forman una experiencia vacacional se mostraron totalmente dependientes unos de otros de modo que al fallar el primero rompió los planes y previsiones de los demás. Y se puso de manifiesto una necesidad acuciante de mejorar la gestión de aquellos puntos sensibles que actúan como cuellos de botella del sector.

El petróleo flota

En Abril BP provocó el mayor desastre ecológico en la historia de los EEUU al explotar una plataforma petrolífera en el Golfo de México. El crudo estuvo saliendo durante varios meses y hasta cinco meses después el gobierno de los EEUU no dio la tubería por sellada. Los efectos para la economía y el turismo fueron evidentes, y los entornos naturales a los que afectó tardarán décadas en recuperarse.

La conexión ecología y turismo se ha reforzado y muchos viajeros ya no entienden una sin la otra. Si antes era ya casi una condición obligada de los destinos el respeto al medio ambiente ya no se puede obviar.

De intervención en intervención

Primero fue Grecia, luego Irlanda, después empezaron los rumores sobre Portugal, España y Bélgica. La crisis ha obligado a que la Unión Europea (UE) rescate a esos países del desastre económico. La marca país se tambalea, y lo conseguido por un lado se pierde por otro.

Mayo fue un mes especialmente delicado para España. Al borde de la quiebra sólo la intervención de Barak Obama o Ángela Merkel consiguió que nuestro gobierno tomara medidas impopulares pero tal vez necesarias. Y se montó el belén en mayo.

Huelgas, desencuentros con los sindicatos, quejas de los trabajadores, la sorprendente paz social vivida hasta entonces se resquebraja. Y el gobierno repite una y otra vez que “España no es Grecia”, que “España no es Irlanda”. Pero no se acuerda de decir que España es España. Y ahí está el problema.

El barco coge velocidad

Pero para nosotros, para el Tourism Revolution Ecosystem (TRE) y Mindproject, el año ha sido el de poner el barco en el mar y lanzarlo a navegar, ha sido el año en el que hemos ido cogiendo velocidad de crucero y en el que el rumbo se ha ido definiendo.

Con las dificultades lógicas de todo barco que nace hemos capeado temporales y evitado rocas traicioneras, hemos navegado sin viento y con huracanes, pero todo ha sido una constante escuela y un eterno y motivador aprendizaje.

2011 será difícil pero el barco es sólido y la tripulación competente y experimentada. Las rocas seguirán estando y las tormentas nos sorprenderán, pero cada vez que esto pase alguien de la tripulación tendrá la solución para cada crisis que surja.

No va a ser 2011 un año para la desesperanza ni para los apocados, será un año lleno de dificultades pero también lleno de oportunidades para los valientes y decididos. Pensar de manera diferente, innovar y redefinirnos va a ser fundamental. A todos aquellos que nos lo permitan allí estaremos nosotros para mostrarles nuestra humilde mano con la que ayudarles a reinventarse, a mejorar, como ellos nos ayudarán a nosotros, tal vez sin saberlo. 2011 va a ser el año de la colaboración, de la suma de voluntades y esfuerzos. Nuestra mano ya coge el timón.

Dice José Saramago que no entiende cómo un ser humano puede estar en este mundo y no querer cambiarlo. Cambiemos aquello que no nos guste de este nuevo año para que dentro de 12 meses todas nuestras noticias personales sean buenas, y cambiémoslo juntos.

Feliz año de parte de Alf, Edu, Jordi, Antonio, Paula, Ber, Mariana, David, Yolanda, Antonio, Nast, Ignacio, Gastón y Juan.

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

1 comentario 

  1. Pingback: Tweets that mention Crónica sentimental de 2010 | Blog TRW - El Blog del Tourism Revolution Ecosystem -- Topsy.com

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar