Powered by

CRM para Hoteles

El taylorismo y la economía de la abundancia

9 comentarios

31 enero 2011 a las 1:20, por

La realidad es tozuda y a veces contradice los deseos de los bienpensantes. Las diferentes lecturas que nos vienen del otro lado del Atlántico parecen describirnos un mundo que nos es ajeno y, sobre todo, extraño. Acudir a determinados textos se ha convertido en un ejercicio de voluntarismo con el peligro de caer en una depresión no precisamente postparto, porque no hay criatura a la que mimar.

Cuando uno lee libros como El Mundo Groundswell, tiene la sensación de que una ola de cambio ha barrido a las empresas obsoletas y cortoplacistas para sustituirlas por otras donde el conocimiento y la difuminación de los límites tradicionales son el eje de su gestión. Lo malo es que luego tenemos la mala costumbre de levantar la vista del libro y mirar alrededor para comprender que hay otros mundos, pero no son este.

Las empresas, ya sean turísticas o de recogida de la berza, viven en la economía de la escasez. Para ellas el mercado es un entorno de suma cero. Y si nos referimos a los destinos turísticos la cosa, salvo honrosas excepciones, se pone peor. Hace casi un año, en el último Foro Hosteltur, un alto cargo del turismo de Cataluña dijo en una mesa redonda que sus competidores eran las demás comunidades de España, y que su misión era quitarle los turistas para llevárselos su comunidad. Así nos va.

En estos entornos de escasez es difícil sacar partido de un nuevo modelo de relación social como el que se está generando gracias a los medios sociales. Éstos, que no son sino el reflejo de una nueva forma de entender las relaciones sociales basadas en el aporte de valor mutuo, están potenciando el intercambio de información y dándole a ésta todo el valor que de verdad tiene. Las empresas siguen gestionando la información como si fuera escasa, como si tuviera valor por sí misma, cuando en realidad su valor se deriva de su utilización. Y no sólo eso, sino que la gestión de la información como si estuviéramos en un entorno de escasez hace que las organizaciones sean absolutamente incapaces de crear modelos de creación y difusión interna de información y conocimiento.

Seguimos utilizando un modelo taylorista de gestión, en el que el trabajador ha de ser un mero transmisor de órdenes superiores y dejar su creatividad para su tiempo libre. En estos entornos el trabajo se segmenta y se fracciona en unidades más pequeñas con el fin de gobernarlos mejor dificultando una visión global de la empresa y, lo que es peor, permitir que los empleados la tengan.

Vivimos en un entorno en el que la información abunda, hasta el punto de hablar de infoxicación como una nueva forma de intoxicación informativa. El problema no está en que tengamos o no información, sino en seleccionar la mejor y la más útil, y ahí es donde toda la organización, toda la empresa ha de trabajar unida. Porque no puede ser que la dirección sepa cuál es la mejor información disponible en cualquier situación. También, y fundamentalmente, los trabajadores pueden y deben conocer qué información es más importante para los clientes, qué es lo más relevante para los viajeros, qué tipo de experiencias quieren vivir o cómo podemos adecuar nuestros destinos a sus preferencias.

Imagen: http://www.flickr.com/photos/rafaeldeluis/4887238163/

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

9 comentarios 

  1. Pingback: Tweets that mention El taylorismo y la economía de la abundancia | Blog TRW - El Blog del Tourism Revolution Ecosystem -- Topsy.com

  2. Joan Gou 31 enero 2011 - 12:10

    Amigo Juan,
    veo que sigues empecinado en abstraer porciones de datos para enmarcar una realidad, ni todo es blanco o negro, ni tenemos porque verlo todos del mismo color, es cierto que hay modelos sociales en transicion constante, como dice Alfonso, en turismo la informacion (gratuita) ha desmontado el negocio del TTOO, lo malo es que con el paso de los dias, el cliente anda mas perdido que nunca y al final acaba despues de experiencias diversas acudiendo donde mas facil le sea y mas garantias le ofreza lo que busca.
    ambos sabemos que todo es relativo, el modelo Tayloriano sirvio para la etapa industrial ( nada que ver con la actual) aunque se siga utilizando este modelo de gestion, contratacion y horarios de permanencia en las factorias (que por suerte todavia las hay) a menudo solo vemos en el horizonte empresas de servicios que no fabrican nada, y en esta vida lo que da dinero son Zapatos, sillas, armarios, paredes etc…. sin esta producccion, los servicios no serian necesarios, ni los destinos tendrian clientes.
    Me ha hecho gracia lo del politico Catalan, acaso los responsables del resto de comunidades no compiten para su comunidad? el que no lo digan, no significa que no lo piensen, solo hay que ver con que enfasis y herramientas promueven “sus” competitivos destinos.
    Un abrazo amic

  3. Pingback: Héroes a domicilio | Blog TRW - El Blog del Tourism Revolution Ecosystem

  4. Javier González 1 febrero 2011 - 14:14

    Nueva misión del político catalán:

    quitarle los turistas a los destinos emergentes internacionales para llevárselos su comunidad.

  5. Javier González 1 febrero 2011 - 14:17

    ….de visión ya ni hablamos.

  6. Joan Gou 1 febrero 2011 - 17:48

    Javier Gonzalez, en que quedamos, Cataluña esta en España o no ? que se lleven los turistas donde mejor servicios les presten, en el limite los beneficios se reparten, no os dejeis llevar por demagogias que no conducen mas que al encrispamiento.
    Para que uno se sienta “robado” antes ha de tener el convencimiento de la propiedad,(excepto en Internet) y que yo sepa los clientes por suerte son libres de elegir destinos.
    No abramos un debate politico, si no entendemos el mensaje que esta persona quiso dar como ejemplo de competitividad, uno poco mas de sereneidad, nos ira bien.
    saludos cordailes.

  7. Javier González 1 febrero 2011 - 20:59

    Joan, el hecho de que el político que mencionáis sea catalán es irrelevante. Lo que realmente me llama la atención es su visión un tanto limitada de quién es su competencia. Salvo que lo estemos sacando de contexto…seguramente. No es un debate político, es un debate de marketing.

  8. Pingback: Los empleados no son tornillos | Blog TRW - El Blog del Tourism Revolution Ecosystem

  9. compro oro sevilla 4 abril 2012 - 23:42

    tu blog es muy agradable

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar