Powered by

Management

Entrevista a Javier Megias

8 comentarios

19 enero 2011 a las 1:31, por

-Hola Javier, preséntate, por favor

¡Hola! Soy Javier Megias Terol, manager idealista e inquieto con ganas de cambiar el mundo. Trabajo como directivo en una multinacional de tecnología.

El poco tiempo libre que me queda lo paso con la familia, y cuando puedo intento compartir en el blog (www.javiermegias.com) mi punto de vista y experiencia sobre diversos aspectos de la gestión empresarial, pero siempre polarizado por mis áreas de especialidad: innovación organizativa, modelos de negocio y estrategia.

Además, apoyo varios proyectos emprendedores e intento hacer (o ayudar a hacer) que las cosas “sucedan”

-¿Cómo estás sintiendo la evolución de la crisis? ¿Crees que tenemos para 5 años de reformas como ha dicho el presidente Zapatero?

Siento que seguimos teniendo una visión profundamente equivocada: estamos esperando a que la crisis “acabe”, a que los países locomotora se reactiven y vuelvan a tirar de nosotros… ¿tiene eso sentido? ¿Por qué no convertirnos nosotros en la locomotora?

El modelo productivo que nos ha traído hasta aquí, ese que hizo posible hablar del “Milagro Español”, no sólo ya no funciona a nivel competitivo, sino que las bases que permitieron financiarlo se han agotado… es ingenuo pensar que nuestra crisis es “sólo” la crisis financiera internacional, sino más bien una crisis de “modelo”.

Por eso, cuando me preguntas si tenemos para 5 años de reformas, yo te diría que tenemos para 15 años: el elemento principal sobre el que se debe construir un nuevo modelo productivo, y basta con mirar a países como Finlandia o Corea,  es la educación… una educación de mayor nivel, más participativa y experiencial que forme a las personas que realmente podrán implementar ese modelo que pensemos ahora… el resto es aplicar parches y paños calientes que nos permitirán sobrevivir mientras ese relevo toma lugar.

-Tu trabajas en la Comunidad Valenciana ¿cómo está afectando la crisis a esta comunidad?

Yo nací aquí, y aunque he pasado muchos años trabajando en otras partes de España, siento un profundo cariño por ella… por eso me resulta tan amargo ver cómo seguimos intentando sostener lo insostenible. Y es que la crisis se está cebando con especial virulencia aquí por la brutal dependencia de algunos de los sectores que precisamente más sufren por la crisis, como el inmobiliario, y no veo una reacción clara y decida.

No creo que tenga ningún sentido alejarnos de los elementos diferenciales de nuestra comunidad, como el turismo o la industria… pero debemos entenderlos de otra forma, innovar en la proposición de valor, y dejar de intentar ser los más baratos y sólo dar una calidad “razonable” en lo que hacemos. Creo que el cambio de modelo de Comunidad pasa por entender que la clave está en repensar el posicionamiento estratégico de la misma sobre lo que ya sabemos hacer, no en comenzar a “formar astronautas” (¿por qué no?).

Por mi trabajo viajo mucho, no sólo dentro de España sino a nivel internacional, y la verdad es que lo que veo me descorazona: En países como Alemania, Suecia o Inglaterra tienen claro que no deben (ni quieren) ser los más baratos sino los mejores, compitiendo en valor añadido… y mientras tanto nosotros nos empeñamos en cambiar aceras que no lo necesitan para prolongar la agonía de un sector que lo que necesita es repensarse.

-¿Crees que la innovación puede ser un elemento que ayude a salir de la crisis a las empresas? ¿Lo consideras un factor interesante?

Creo que la innovación es precisamente esa “salsa especial” que da el valor añadido cualquier organización y le permite conseguir una mayor ventaja competitiva, por lo que pienso que es crucial que las empresas apuesten sin tapujos por la innovación… pero no a corto plazo.

Resultaría peligrosamente ingenuo aconsejar a una empresa que está en una situación muy complicada que la innovación la devolverá al buen camino… porque es mentira. La innovación es una apuesta a medio/largo plazo, que si es implementada apropiadamente, puede cambiar radicalmente el panorama competitivo de la empresa, pero que requiere una serie de cambios de valores organizativos, cultura y forma de entender el mercado que sólo se pueden conseguir con decisión y tiempo.

-¿Cómo estás viendo a las empresas en su gestión de la innovación? ¿La aceptan e introducen en sus organizaciones? ¿Cómo?

La palabra “innovación” se ha convertido en una suerte de mantra que cualquier director general que se precie repite en todos los consejos, pero que desgraciadamente en muchos casos no se sabe cómo llevar a cabo.  Y creo que una parte no despreciable de esta confusión viene porque se entiende como idénticos I+D que innovación, y claro, consideran que deben investigar, crear nuevas máquinas o cosas peores… cuando muchas veces se trata “sólo” de reflexionar cómo podemos dirigirnos de una forma diferente a nuestros clientes.

Cuando hablamos de innovar, creo que debemos reflexionar sobre el sustrato de nuestro modelo de negocio… ésta es el área donde yo trabajo, y resulta a veces sorprendente cómo el cuestionarse el modelo permite descubrir vías de ingreso insospechadas y que realmente requieren poca “innovación” por nuestra parte.

Por ello,  creo que en la agenda de todas las empresas debe estar la innovación, pero no viéndola como un proyecto, sino con un enfoque sistémico en el que todas las áreas de la organización innoven en su proposición de valor de forma contínua.

-Por el tejido industrial español y de la Comunidad Valenciana las PYMES son fundamentales, ¿crees en este sentido que la innovación abierta y el crowdsourcing les puede ayudar a salir del bache?

Creo que lo que no tiene sentido es seguir intentando pelear sólo. El tejido empresarial español, y especialmente el de la Comunidad Valenciana, es osado y emprendedor como pocos, pero como característica negativa diría que le falta formación y sobre todo, aprender a colaborar.

Tanto la innovación abierta como el crowdsourcing lo que permiten es acceder y explotar el conocimiento externo a nuestra organización, y esa es una necesidad común a todas las pymes… ¿por qué ir solos? Una de mis proverbios favoritos es:

“Si quieres ir rápido, anda solo; si quieres llegar lejos, anda en grupo.”

Lo que creo es que deberíamos empezar a hablar entre todos, pero no para quejarse de lo mal que va todo, sino para ver donde colaborar… ¿Por qué no especializarse? ¿Por qué en lugar de competir todos en todo no nos segmentamos y nos enfocamos en ser los mejores en un nicho más pequeño y trabajamos más con el resto de actores (desde la Universidad hasta nuestros proveedores)?

-Eres un experto en análisis de modelos de negocios ¿hasta qué punto utilizan las empresas herramientas como el lienzo de Osterwalder u otras en sus análisis de negocios? ¿En realidad efectúan análisis de negocios?

Creo que cualquier empresario que se precie tiene ese “olfato” para los negocios, que al final no es ni más ni menos que intuir un modelo de negocio que puede funcionar bien.  Nos fascinan las herramientas, especialmente las bien construidas como el BMC, pero mi obsesión es intentar ver un poco allá, al sustrato… lo diferencial no es la herramienta sino la función que cumple, que como tú dices, es el análisis del modelo de negocio. Por ejemplo, la herramienta de Osterwalder es genial para la reflexión estratégica, pero pobre para plasmar realmente un modelo operativo…. ¿porque todo el mundo la usa para todo?

Lo importante es hacer periódicamente una reingeniería de nuestro modelo de negocio, cuestionarlo periódicamente y validar si sigue siendo el mejor en la situación competitiva actual. Creo que no hay buenos o malos modelos de negocio, hay modelos de negocio oportunos o no.

Y ahí enlazo con tu pregunta: la mayoría de los empresarios no suelen llevar a cabo análisis de modelos de negocio una vez constituida la compañía porque simplemente no pueden. Cuando llevas operando un mismo modelo de negocio durante años, lo que eran las mejores opciones cuando se construyó (segmentación de cliente, canal, propuesta de valor, estructura de costes…etc) para ti se han convertido en dogma, en la única forma que concibes de hacer las cosas… Por eso, suele ser necesario una visión ajena a la empresa para descubrir nuevas formas de explotar un modelo, pero simplemente porque se contemplan los hechos, datos y procesos de forma objetiva y sin la carga de conocimiento acumulado del empresario.

-Por lo que tú conoces ¿cuáles son las mayores deficiencias en cuanto a la materialización del las ideas de negocio? ¿No crees que falta trabajar más la conceptualización y no lanzarse tan a la ligera a la creación del negocio?

Es muy habitual que tras un pequeño análisis del mercado al que nos vamos a dirigir, (tamaño, velocidad…etc.) y una prueba completamente empírica sobre la capacidad de capturar valor (cuota) de ese mercado, la empresa se lance a toda vela… lo que muchas veces tiene efectos desastrosos, o todavía peor, se convierten en negocios “tibios” que nunca llegan a despegar.

Creo que es extremadamente importante conceptualizar bien el modelo de negocio, analizando todas las asunciones hechas y sobre todo, una vez convencidos de su potencial, empezar de forma “ágil”, es decir, prototipando, probando en el mercado, mejorando y volviendo a probar… pero con objetivos de crecimiento atado a beneficios… o dicho de otra forma, hasta que la empresa no haya acertado con lo que el cliente necesita y sea capaz de dar valor en poco tiempo, no se mete “toda la carne en el asador” (es muy interesante explorar el concepto de lean startup en este sentido)

-En un artículo tuyo decías que para innovar lo importante son las preguntas ¿Crees que nos hacemos las preguntas adecuadas? ¿Por qué?

La clave de una estrategia exitosa, en mi opinión, es entender que no hay modelos de negocio eternos, y que por tanto, debemos cuestionarlos periódicamente. Para ello…¿ qué mejor que hacernos preguntas?

Creo que debemos tener el valor de cuestionar despiadadamente todas las asunciones sobre las que hemos basado nuestro negocio (“Nuestro cliente nos compra porque nuestro producto es el de mejor calidad”, por ejemplo) a través de preguntas… algunas de las más útiles:

  • ¿Quiénes son mis no-clientes? ¿Por qué lo son?
  • ¿Por qué me compran a mí? ¿Cuál es el trabajo que necesitan resolver?
  • ¿Puedo llegar a ellos de otra forma? ¿A que están dispuestos?
  • ¿Es factible cambiar mi estructura de ingresos para dar soporte a nuevos canales?

-¿Qué piensas de esta revolución del socialmedia? ¿Cómo crees que puede ayudar  a las empresas?

Los medios sociales no son tecnología, sino un nuevo canal que ha causado una profunda revolución en cómo nuestros clientes, proveedores, accionistas y el público en general entiende la relación que deben tener con las empresas y entre ellos.

No afecta a todos los sectores por igual, ni mucho menos, pero creo que es una estupenda ocasión, por ejemplo, para involucrar a los clientes en los procesos de la empresa: ¿cómo les gustaría que fuera mi producto o servicio? ¿en qué podemos ayudarles? ¿Qué problemas tienen?

Si somos capaces de reevaluar nuestra relación con ellos podremos acceder a nuevos nichos de mercado inimaginables hace algunos años…

-¿No estaremos sobrevalorando el poder del socialmedia y en muchos casos vendiendo humo a empresarios deseosos de herramientas que les permitan salir de la crisis?

Sin duda. Como sabes bien, quienes realmente impulsan cada nueva ola de modas empresariales no son las empresas, sino consultores, formadores y demás interesados. No se trata de que las modas sean buenas ni malas, sino de que tengan sentido en este momento.

El problema precisamente es que hay gente con pocos escrúpulos que ofrece las herramientas para todo, cuando en determinados nichos o relaciones empresariales lo que pueden provocar es un desastre, o simplemente no servir de nada y haber resultado en un dispendio de dinero, algo que es inaceptable en el momento actual (en realidad siempre)

-Una pregunta difícil ¿cuál es el futuro de las organizaciones? ¿Serán capaces de integrar a su entorno y a sus Partners en sus procesos de gestión?

A pesar de no poseer mayores poderes de adivinación que cualquiera, intentaré responder. Creo que vamos hacia una organización liquida en la que:

-       Las estructuras jerárquicas piramidales evolucionarán hacia meritocracias distribuidas o jerarquías en red (redarquías), donde el “peso” de cada uno sea proporcional a lo que aporte a la organización

-       La transparencia y apertura se convertirán en pilares de la estrategia corporativa, y las empresas estarán permanentemente conectadas a sus mercados,  conociendo en tiempo real la reacción de los clientes a nuevos productos e integrando completamente a éstos en el proceso creativo.

-       Las empresas pivotarán su modelo de negocio completo varias veces al año, por lo que será imprescindible adoptar modelos de gestión ágiles y extremadamente flexibles. Esto conducirá a que sólo se mantenga dentro de la compañía el autentico conocimiento clave y de nicho, y el resto se externalice, lo que dará lugar a redes de compañías asociadas para poder trabajar de forma más ágil.

-       A pesar de lo anterior, existirá una conciencia clara de la necesidad de crear compañías sostenibles, por lo que los objetivos e incentivos se plantearán de forma coherente, dando más peso al medio/largo plazo que al corto.

-       Los empleados cada vez cobrarán más peso dentro de las compañías, ya que reconocerán que será su aportación y creatividad lo que realmente distinga a una compañía de otra. La principal competencia que se valorará en los empleados será su capacidad de adaptación y de resolver problemas, y se fomentará el trabajo distribuido, la conciliación, midiéndose no sólo la productividad sino la felicidad de los empleados.

-Recomiéndanos un libro de gestión imprescindible

En el blog tengo una selección de los que más me gustan, pero si tuviera que elegir uno creo que sería el clásico “Rules For Revolutionaries: The Capitalist Manifesto for Creating and Marketing New Products and Services” de Guy Kawasaki

-Una novela que merezca la pena leer

Para compensar tanto libro sesudo, me hizo mucha gracia “Quien se ha llevado mi Blackberry”, una visión completamente ácida e irreverente sobre las modas empresariales y las dinámicas aberrantes que a veces se producen en las empresas.

-Un destino que ineludiblemente debamos visitar

Japón me encantó en general, pero el Japon “zen” (Kyoto…etc) creo que es imprescindible

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

8 comentarios 

  1. Pingback: Tweets that mention Entrevista a Javier Megias | Blog TRW - El Blog del Tourism Revolution Ecosystem -- Topsy.com

  2. Pingback: Entrevista en TRW Blog | El Blog de Javier Megias Terol

  3. RouteroCantabria 19 enero 2011 - 10:17

    Realmente muuuuuuy interesante.”(..) ayudo a que las cosas sucedan”, perfercto porque puede parecer que a nivel innovación nos conformamos con quedarnos en el nivel de “hacer un proyecto” y en la presentación y la foto(junto con los que lo subvencionan), cuando la foto debería dejarse para el resultado de la aplicación del proyecto, el “que sucedió..”, incluso aunque no fuese todo lo satisfactorio, habremos aprendido y estaremos en el camino al éxito.

  4. José Luis momparler 19 enero 2011 - 13:29

    No puedo estar más de acuerdo con el entrevistado en TODO, ¡¡impresionante!!
    Gracias Juan por seguir descubriéndonos a personas con la cabeza tan bien amueblada ;-). Me acabas de convertir en seguidor suyo.
    A pesar de que últimamente no comento tus entradas (puñetero tiempo), ten la seguridad de que las leo todas. Un abrazo, figura.

  5. Franck 19 enero 2011 - 13:50

    Me parece muy sensato lo que comenta Javier. Tan sensato que con discursos como este, me temo que Javier nunca logrará hacerse famoso en este pais

    España necesita unas cuantas reformas profundas, y sus socios europeos se frustran al ver que nada serio esta pasando. Vino el FMI esta semana de visita a España. El stock de viviendas no se agota, por que los precios no han bajado aun (-50%) inflados por los bancos. Todo aquello no es casualidad.

    Me temo que vamos directo a una corección brutal y sangriente ala griega

  6. BLanuza 21 enero 2011 - 5:42

    Muy buen análisis de Javier. Enhorabuena por esta estupenda entrevista.
    Me quedo con esta frase: la transparencia y apertura se convertirán en pilares de la estrategia corporativa. No puedo estar más de acuerdo. También me ha gustado mucho la descripción que haces de las pymes y su falta de tradición para colaborar, hacen cada uno la guerra por su cuenta. Es totalmente cierto, en Valencia y en el resto de España (salvo País Vasco y Navarra, que creo que tienen visión mucho más abierta). Un saludo.

  7. Javier Megias 24 enero 2011 - 22:15

    Gracias amigos por vuestros comentarios!!

    Solo intentaba transmitir mi punto de vista :-)
    Saludos!

  8. Pingback: El lienzo de Osterwalder y los medios sociales. Intersecciones razonadas

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar