Powered by

CRM para Hoteles

Táctica y estrategia

7 comentarios

10 enero 2011 a las 2:44, por

Mi táctica es / mirarte / aprender como sos / quererte como sos

mi táctica es / hablarte / y escucharte / construir con palabras / un puente indestructible

mi táctica es / quedarme en tu recuerdo / no sé cómo ni sé / con qué pretexto / pero quedarme en vos

mi táctica es / ser franco / y saber que sos franca / y que no nos vendamos / simulacros / para que entre los dos / no haya telón / ni abismos

mi estrategia es / en cambio / más profunda y más / simple / mi estrategia es / que un día cualquiera / no sé cómo ni sé / con qué pretexto / por fin me necesites.

Este famoso poema de Mario Benedetti refleja mejor que muchos tratados de dirección de empresas las bondades de un enfoque de acción, es decir táctico, sustentado por un trabajo previo en la estrategia a seguir. No estamos hablando aquí únicamente de construir un estudio en profundidad de nuestra empresa, sino también de desarrollar una estrategia sólida de cada proyecto que desarrollemos.

El desarrollo y la profusión de presencias online de muchas empresas fruto de la importancia que están teniendo los medios sociales y las redes como entorno natural de relación se están encontrando con el déficit de no basarse en una estrategia sólida y diferenciada. Nos estamos limitando en muchos casos a copiar y pegar tácticas aplicadas en otros proyectos, tácticas que ni siquiera lo son puesto que no tienen el mínimo plan previo detrás, sino que se limitan a seguir las tendencias sin más objetivo que el ruido o el desarrollo de un benchmarking mal entendido.

Para desarrollar una estrategia mínimamente sólida parece que un primer paso fundamental ha de ser el conocimiento de la propia empresa. Para ello una herramienta muy sólida es el lienzo de Alex Osterwalder. Este tipo de herramientas permite, como ya hemos dicho en otros artículos, conocer en profundidad nuestra empresa y su forma de presentarse en el mercado. Los distintos bloques que forman el lienzo no son sino los departamentos que dan forma y valor a la empresa y los que la sostienen en el mercado objetivo en el que se encuentra.

Posiblemente, desde un punto de vista de implantación de una estrategia de presencia en medios sociales, siendo todos los apartados importantes, haya tres grupos fundamentales y sobre los que debemos incidir. Por un lado y fundamental, la propuesta de valor, porque es lo que de verdad va a entender el cliente como diferencial de nuestra empresa y lo que debemos comunicar como único en nuestras conversaciones en medios sociales.

En segundo lugar, y desde el punto de vista del traslado directo de esa propuesta de valor, hemos de tener en cuenta nuestra relación con el cliente y los canales de comunicación que establecemos con él. Ambos casos van a determinar nuestro tono, el mensaje  que podemos transmitir, los temas que podemos tratar, el formato y en definitiva nuestra forma de relacionarnos con ellos, tanto en cuanto al formato como en cuanto a los contenidos.

Un tercer bloque que debemos entender como fundamental en el desarrollo de nuestra estrategia es el formado por las actividades y recursos clave que somos capaces de desarrollar. Ambos, que forman parte de la gestión interna de la empresa, se van a ver muy favorecidos si desarrollamos una correcta presencia en la Red, puesto que ésta va a permitir que nos nutramos de información adecuada para elegir en un primer lugar esos recursos y capacidades y después desarrollarlos excelentemente.

De este modo el conocimiento de nuestra empresa va a ser un punto de partida básico sobre el que desarrollar nuestras tácticas de presencia.

Pero como en otras ocasiones hemos señalado, no creemos que haya un muro que divida nuestras acciones online con nuestras acciones y estrategias offline, por ello se nos antoja como muy interesante aplicar un análisis de las 5 fuerzas de Porter para conocer la verdadera situación en la que se encuentra nuestra empresa en el sector. Con este análisis vamos a conocer nuestra capacidad de negociación, presión y poder dentro del sector y qué grado de debilidad tenemos en él.

Puede parecer que sea un análisis ajeno a acciones como nuestra presencia en medios sociales, pero como decimos no hay un corte radical de acciones y presencia de una empresa, sino un continuum que no se rompe por el cambio de entorno, sino que toma otras claves. Siendo una de esas fuerzas el poder que pueda tener el comprador para determinar nuestra estrategia, ya sería recomendable utilizar este análisis. Pero es que las demás fuerzas no hacen sino ofrecernos más información sobre la verdadera posición de nuestra empresa en el sector. Es cierto que las 5 fuerzas de Porter son sobre todo una herramienta de análisis sectorial, pero precisamente por eso, y complementada con otras herramientas como el lienzo de Osterwalder o el análisis DAFO, nos dará un retrato cierto de nuestra capacidad de proyección en un entorno determinado y por tanto el tipo de mensaje que podremos gestionar.

En definitiva se trata de encontrar nuestro Sweet Spot, la zona que nos hace únicos y diferentes, aquellas acciones que desarrollamos mejor que nadie y a los ojos del cliente nos hace excelentes e indispensables. Nos permite comprender aquellas necesidades del cliente que gracias a nuestras capacidades nosotros satisfacemos mejor que nadie, en un determinado contexto y con una competencia  que lucha por nuestros clientes y por satisfacerlos mejor que nosotros.

Pero, para finalizar, no olvidemos que los análisis y construcción de estrategias previas se hacen para comenzar a andar, no son un fin en sí mismo, y si no tiene como resultado una serie de acciones tácticas no tienen el más mínimo valor.

Imagen: http://www.flickr.com/photos/romainguy/230416692/

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

También te puede interesar