Powered by

Management

El emprendedor sin recursos

9 comentarios

22 febrero 2011 a las 6:00, por

Semilla floreciendo

Sharon Mollerus. Flickr

¿Se puede emprender cuando no se dispone de capital propio? Esta es la pregunta que se plantea a cualquier persona con una buena idea de negocio pero sin recursos propios (conocidos también como bootstrappers por autores como Seth Godin).

Desde luego no es un camino fácil, pero siguiendo la premisa del emprendedor, “impossible is nothing”, os presentamos una Hoja de Ruta con la intención de arrojar algo de luz en el camino.

Aunque cada CCAA tienes sus propios programas articulados a través de diversas instituciones, nos centramos en las posibilidades de las que disponemos a nivel nacional, para que sea aplicable al todo territorio español.

Partimos de la base de que disponemos de una buena idea de negocio: innovadora, rentable y viable. Así que vamos por partes.

Paso 1. Elaborar un Plan de Negocio: Una idea empresarial no es sino eso, una idea, hasta que no está plasmada en un buen Plan de Negocio. Éste ha de ser la carta de presentación, no sólo de tu proyecto, sino tuya como profesional. Ha de ser capaz de convencer a un posible inversor con una lectura rápida del mismo.

En este documento se integra el plan de viabilidad, plan de marketing, plan financiero, etc…demasiado para un principiante. Para su elaboración podemos contar con asesoramiento especializado gratuito a través de las cámaras de comercio, fundaciones universitarias, ayuntamientos (la mayoría cuenta con programas propios de emprendeduría), etc. Para obtener información disponemos de elementos como la Red PIDI.

Paso 2. Busqueda de Partners. La dureza de caminar solo en el desierto requiere de socios financiero y tecnológicos. La elección de los partners adecuados puede condicionar la viabilidad del proyecto. Existen redes especializadas para ello, por ejemplo a nivel europeo tenemos la Enterprise European Network.

A nivel nacional existe toda una serie de portales muy interesante como Madrid I+D. Para socios financieros entramos en el siguiente punto.

Paso 3. Financiación. Por un lado tenemos un sinfín de subvenciones públicas a  fondo perdido. Por otro, diferentes tipos de créditos, tanto blandos, como los otorgados por el ICO, o los microcréditos, generalmente de obras sociales de bancos y cajas que disponen de estos créditos para emprendedores: se trata de pequeñas cantidades a unos tipos de interés especiales.

Podríamos solicitar un préstamo a ENISA o un préstamo NEOTEC al CDTI; si pertenecemos a algún consorcio podríamos optar a las líneas de financiación para proyectos colaborativos de CDTI…multiples posibilidades. La contrapartida, es que solicitan avales para su concesión.

Estos avales son otra de las grandes barreras financieras: a la hora de conseguir la financiación bancaria necesaria, para solventar el aval requerido, podemos acudir a las sociedades de garantía recíproca; se trata de entidades que nos avalan a cambio de pasar a formar parte de la sociedad que vamos poner en marcha. Una vez ésta ha llegado hasta un cierto grado de madurez, salen de la misma.

Y por supuesto, la asignatura pendiente en España, pero cada vez con más presencia: la financiación privada. Estamos en el mundo, al tratarse de  start-ups, de capital semilla, business angels y capital riesgo. Llegados a este punto, es vital prepararse concienzudamente para saber vender nuestro producto a los inversores; y debemos hacerlo más que desde nuestra óptica de emprendedor (pasión, entusiasmo…), desde la óptica del inversor (seguridad, rentabilidad…).

Paso 4. Equipo. Sin una buena tripulación no es posible llegar a buen puerto. Para la incorporación de RRHH a nuestra organización existe toda una serie de convocatorias del MICIIN destinadas a tal efecto.

Por lo tanto, sacar adelante un proyecto emprendedor sin tener recursos económicos es posible si cumplimos una serie de importantes premisas:

  • Tener una buena idea empresarial desarrollada en un completo Plan de Negocio.
  • Tener/buscar el equipo y los partners adecuados.
  • Conocer y beneficiarte de las múltiples (y muchas veces desconocidas) herramientas de financiación públicas a tu disposición a nivel local, regional, nacional y europeo, sin olvidarnos de la financición privada.

En próximos posts, desarrollaremos cada uno de estos pasos, ya que se tratan de mecanismo tan dispares como relacionados.

9 comentarios 

  1. Pingback: Tweets that mention El emprendedor sin recursos | Blog TRW - El Blog del Tourism Revolution Ecosystem -- Topsy.com

  2. Felix 23 febrero 2011 - 11:43

    Una pregunta al aire…una buena idea, sin capital propio para llevarla a cabo, se la puedes presentar a un banco para que te la financie?o debes tener miedo que te la “roben”?

  3. Adrián Abelardo 23 febrero 2011 - 12:34

    Desde luego es una buena pregunta, siempre tenemos ese temor. Pero el miedo a que te roben tu idea, la mayoría de las veces es una barrera que nos autocolamos en el camino para llevarla a cabo. A cualquier organismo que presente tu proyecto, siempre hay cláusulas de confidencialidad, ya sean escritas o tácitas, por lo que no hay que tener este tipo de temores.

    Por otro lado, los banco tienen numerosas líneas de financiación para emprendedores, pero claro, como bancos que son, se tienen que asegurar que tu proyecto es viable (estudian la viabilidad de tu proyecto empresarial) además de, generalmente, solicitar un aval para asegurar el cobro del préstamo.

    Un saludo,

  4. @ponceluis 1 marzo 2011 - 20:48

    Félix, el miedo que roben tú idea es una cuestión recurrente en muchos emprendedores. Yo para evitarlo, las “regalo”

    He estado en ambos lados…leyeno y evaluando ideas de otros y presentando ideas, para su financiamiento…de ahí aprendí, que aunque tomen tú idea de manera textual, a otros no les funcionará, las razones son muchas, entre otras, tú sabes como hacerlo o lo que te queda por aprender es menos que alguien que parte de cero; para que un emprendimiento funcione se requiere “pasión”, alguien que no seas tú podrá tener la misma pasión que tú?..

    En cuanto al Paso 1. “Elaborar un Plan de Negocio” si bien, muchos te piden ese documento…creo firmemente que no sirve para nada…Todo lo que él contiene son “supuestos” y evalúas en función de ellos…y si te falla uno y te garantizo que fallará…que crees que pasa?

    Prefiero trabajar con “modelos de negocios”, que permiten acotar el número de supuestos y aislar los riesgos… si te falla ese supuesto, no falla el modelo completo… falla solo esa parte…

    Saludos..

    Luis Ponce
    Curicó-Chile

  5. Adrián Abelardo 2 marzo 2011 - 10:20

    Hola Luis,

    estoy de acuerdo en que la pasión es fundamental para llevar a éxito cualquier emprendimiento. En cuanto al plan de negocio, se basa en supuestos, pero mientras más sólida sea la investigación de mercado en la que se basa, mayor serán sus posibilidades.

    No podemos eliminar el riesgo, pero podemo diseñar una estrategia y ejecutar tácticamente adaptándonos a las circunstancias específicas. Entendido de esta manera, el PN es una herramienta importante para minimizar el riesgo en la medida de lo posible.

    El PN no es una cuenta de PyG, es un documento que sirve para analizar el mercado de nuestro producto, la competencia, las ventajas competitivas, el modelo de negocios, y nuestro plan de ejecución.

    Probablemente estemos hablando de lo mismo, pero tal y como yo lo entiendo, el modelo de negocio no ofrece certezas sobre la penetración de mercado, ni aisla los riesgos porque hay muchos aspectos del mercado que no están contemplados en él.

    Saludos

  6. Pingback: La industria del Capital Riesgo en tiempos de crisis | Blog TRW - El Blog del Tourism Revolution Ecosystem

  7. Pingback: Rastreadores de subvenciones | Blog TRW - El Blog del Tourism Revolution Ecosystem

  8. Pingback: Franquicias low-cost en turismo | Blog TRW - El Blog del Tourism Revolution Ecosystem

  9. Pingback: Mi pedazo de pastel | Blog TRW

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar