Powered by

CRM para Hoteles

Los empleados no son tornillos

4 comentarios

15 marzo 2011 a las 5:00, por

puñado de tornillos

Martin Pettitt. Flickr

Aunque parezca mentira, hubo una época en la que las personas eran tratadas como tornillos. Si un empleado “salía defectuoso” se cambiaba por otro, como una pieza de repuesto.

Afortunadamente, esa época acabó y se está en un proceso de cambio aunque, demasiado despacio y demasiado tarde para lo que autores como Peter Drucker ya promovían desde hace más de una década. Como diría Gary Hamel, nos enfrentamos a problemas modernos pero con mentalidad del pasado.

No podemos olvidar que, si bien nuestra empresa debe estar completamente enfocada y entregada a los clientes, los empleados son el primer público objetivo. Es entonces cuando uno lee a autores como Daniel H. Pink y su libro Drive donde, menciona reiteradamente diversos estudios a lo largo del último siglo que demuestran que lo que la ciencia sabe y lo que los negocios hacen son mundos totalmente opuestos.

En el siguiente video, Dan Pink explica su teoría:

The Surprising science of motivation [TED] from Daniel Pink on Vimeo.

Podríamos resumirla en los siguientes 3 puntos:

  1. Autonomía. Darle libertad a las personas para hacer su trabajo. Decirles a dónde tienen que llegar pero no cómo.
  2. Maestría. El deseo intrínseco de las personas de desarrollar una habilidad hasta convertirse en expertos de la misma.
  3. Propósito. Todos necesitamos sentirnos parte de algo más grande que nosotros mismos. Lo que vendría a ser la misión de la empresa pero aplicado al puesto o tarea de cada persona.

Lo más frustante de todo es que teorías como esta llevan promoviéndose varias décadas pero, por miedo al cambio y reticencias de quienes toman al final las decisiones, la transición se ha ralentizado más de lo debido.

Poco a poco se ve la evolución, y más ahora con la crisis como acelerador. Ahora si tratar bien a los empleados supone mayor rentabilidad, no hay reticencias que valgan. Esperamos que no haya que pasar por más situaciones como esta para que las revoluciones tengan éxito.

También te puede interesar