Powered by

Management

Capturando a un inversor a través de una buena presentación

2 comentarios

20 mayo 2011 a las 7:00, por

presentaciones ante inversores

Leslie Johnston. Flickr

Cuando una organización pretende expandir su mercado a través de un Venture Capital (etapas 4 y 5 de Las 6 etapas de la financiación de modelos de negocio y emprendedores) se enfrenta al momento crítico de la presentación de su proyecto ante los inversores.

A estas alturas de la película ya no son aceptables presentaciones extremadamente largas, cargadas de texto minúsculo, imágenes que no siempre tienen relación directa con la exposición… Así que no más muerte por powerpoint! De esta manera sólo lograremos que el inversor pierda interés en nuestra presentación, y por ende en nuestro proyecto.

Se ha escrito mucho en torno a cómo presentar tu proyecto a inversores, tanto en lo que respecta a cómo construir la presentación en sí misma, como en lo que respecta al momento de ponerla en escena.

Para la presentación, ya sea powerpoint, pages o lo que quieran, considero muy útiles los consejos del maestro Guy Kawasaki desde el ya lejano 2005, esto es el mundialmente conocido 10/20/30 (10 diapositivas, 20 minutos, tamaño de letra 30).

En estas 10 diapositivas debemos ser capaces de explicar con absoluta claridad los puntos clave de nuestro negocio, esto es:

  • El problema.
  • Nuestra solución.
  • Business Model.
  • La magia que hay detrás.
  • Marketing y ventas.
  • Competencia.
  • Equipo.
  • Proyecciones (financieras) y metas.
  • Status, timeline y empleo de los fondos.
  • Conclusión y llamada a la acción.

Tras la presentación y puesta en escena deben quedar claramente respondidas las siguientes preguntas:

  • ¿Qué es lo que hace la empresa? ¿Para qué lo hace?
  • ¿Cómo conseguimos hacerlo y por qué somos mejores que el resto?
  • ¿Cuál es el tamaño real de nuestro mercado?
  • ¿Por qué nuestro equipo es tan bueno en lo que hace?
  • ¿Cómo hacemos para vender y cuánto cuesta cada venta?
  • ¿Cuáles son nuestras previsiones de venta y en qué premisas se basan?
  • ¿En qué fase nos encontramos y cuánto dinero necesitamos?

Si por algún motivo no dejamos clara alguna de estas preguntas, los inversores se encargarán de preguntarnos. Les va “la vida” en ello…

Por lo tanto y a modo de conclusión, podemos decir que una presentación bien estructurada (según los parámetros anteriores) con una puesta en escena convincente donde seamos claros, directos y con explicaciones sencillas acompañada, por ejemplo, de algún objeto relacionado con la idea de nuestro proyecto de forma que sea innovadora y transgresora, cumplirá las expectativas del inversor para involucrarlo en nuestro proyecto y así obtener la necesaria financiación.

En un próximo post trataremos de verlo mediante un ejemplo práctico que seguro les será de utilidad.

2 comentarios 

  1. Félix Pérez 21 mayo 2011 - 9:49

    Buenos días

    Las presentaciones no son clases didácticas de nada, por ello tienen que ser concretas y específicas. Se debe intentar conseguir que el receptor concentre sus esfuerzos en escucharte, y no en leer lo que se proyecta.

    Ahí sólo estarán los keys de la presentación, sean los que sean, que el ponente se encargará de desgranar con su vocabulario y audacia.

    Siempre transmite más un comunicador, que un texto.

    Sin duda, un buen post, aclarador, y espero que lo lean muchos que nos hacen sufrir largas presentaciones sin sentido.

    Saludos, y gracias.

  2. Negocios rentables 16 noviembre 2011 - 23:28

    Pues me parece muy esclarecedor su post, sobretodo porque las presentaciones de proyectos de inversiones son bastante tediosas a veces por las largas presentaciones powerpoint, la dinámica de las mismas darán un buen resultado tambien despertando el interés y manteniendo la atención, o sea buena gráfica, elementos multimedia integrados, resumen sobre todas las cosas.

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar