Powered by

Marketing Hotelero

Marketing olfativo

5 comentarios

24 mayo 2011 a las 10:03, por

bote de perfume

Avrenim Acceber. Flickr

Hace unas semanas tenía lugar en Las Palmas de Gran Canaria la III Tourism Revolution Convention y como en otras ocasiones tuve la oportunidad de participar como ponente y hablar sobre algo que me apasiona: el Marketing. En esta ocasión elegí un tema que me parece interesantísimo: cómo hacer que el marketing en el que trabajamos impacte en los cinco sentidos del consumidor.

Dado que la presentación debía cumplir con un formato de 10 minutos de duración y presentación rápida, elegí una marca que por su amplio conocimiento entre el público en general y por la facilidad de asociación de los ejemplos que plantea me parecía apropiada. Aunque sabía que corría el riesgo de alejarme del sector turístico, mi intención era precisamente darle continuidad al tema en este blog, Así que por eso hoy quiero empezar este post recordando una frase que nos introducirá al tema en cuestión: El Marketing Olfativo.

“El ser humano tiene la capacidad de relacionar los estímulos externos que recibe con conceptos que conoce a través del recuerdo, y esto provoca emociones, sentimientos y decisiones. Recordamos el 1% de lo que palpamos, el 2% de lo que oímos, el 5% de lo que vemos, el 15% de lo que degustamos y el 35% de lo que olemos”

Por eso, para centrarnos en los primeros ejemplos del Marketing de los cinco sentidos en turismo, he decidido empezar por el Olfato.

En España y según Google, hay varias empresas que destacan por su especialización en este tema, y que pueden ser de interés para quien quiera crearse un odotipo de marca (olor propio de una marca, que evoque a aquello que pretende representar / lo que un logotipo es a una imagen), como: Odotipo, Aromarketing, Aromas y Espacios o Freskaroma.

Y también hay destacados ¡y pioneros! ejemplos de aplicación en empresas turísticas, como Fiesta Hotel Group Fiesta Hotels & Resorts, Palladium Hoteles & Resorts y The Royal Suites by Palladium, que decidieron asociarse con Aromarketing y Aromas de Ibiza con el objetivo de dotar a los establecimientos de “personalidad propia” y de que los clientes vivieran “una experiencia única” según sus propias palabras.

Al leer “Aromas de Ibiza” inmediatamente pensé en que olor me recordaría a Ibiza, así que me concentré en ello y después consulté la página de la empresa en cuestión. No me sorprendió en absoluto que la mayoría de sus clientes sean hoteles ya que éstos sin duda son un escenario privilegiado para generar y grabar experiencias en las mentes de los consumidores.

¿Se imaginan ahora que éstos hoteles distribuyeran su odotipo en agencias de viajes de todo el mundo? ¿No desearían volver a la isla en ese mismo instante?

A este respecto sólo he encontrado una referencia publicada, eso sí, en decenas de artículos que menciona a una agencia de viajes de Latinoamérica que utiliza aromas de coco y cremas solares para atraer a consumidores de vacaciones a sus mesas (aunque no menciona el nombre).

Sin duda creo que hay un mundo ante el Marketing olfativo en turismo a pesar de que no haya muchos ejemplos (documentados al menos) al respecto. ¡Y un sin fin de formas de comprobar su efectividad! En las tiendas, en puntos de venta, impregnando materiales gráficos, con mikados, vaporizadores…

Sé que muchos leen nuestros post pero pocos (a pesar de siempre animo a que lo hagan) comentan, pero me gustaría hacer un experimento. Sean de dónde sean, lean desde dónde lean, describan a qué huele su destino favorito, el destino que promocionan o el hotel de sus sueños.  ¿Se animan?

5 comentarios 

  1. SpanishTourister 24 mayo 2011 - 12:11

    el hotel de mis sueños huele a naranjas sicilianas, albahaca fresca y el rocío de la mañana sobre la vista de la bahía de Isola Bella en Taormina… si me pones ese aroma en un hotel en mitad de la nada y cerrando los ojos sería feliz

  2. Paula Martínez 24 mayo 2011 - 12:14

    mmmm…realmente inspirador. :)
    ¡gracias!

  3. Sandra medina 24 mayo 2011 - 17:26

    Es muy interesante Paula, precisamente fue este “sentido” el que más me llamó la antención cuando vi tu ponencia. Me recuerda también al caso de Alimerka, a veces vas caminando por una calle y te vienen un olor a pan facilmente reconocible, sabes que cerca tienes un Alimerka.

  4. Paula Martínez 24 mayo 2011 - 18:17

    Cierto Sandra, y otro caso muy claro es el de McDonals, al menos yo lo huelo a metros de distancia, y siempre me entran ganas de una hamburguesa, cosa que no me pasa con ningún otro restaurante! :)

    Gracias por comentar :)

  5. Pingback: El marketing de los sentidos aplicado a los hoteles singulares | Blog TRW

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar