Powered by

Management

Capital Riesgo y AAPP

0 comentarios

7 junio 2011 a las 7:00, por

colaboración entre Capital Riesgo y Administraciones Públicas

Mariló. Flickr

El los ecosistemas innovadores de éxito, es común que las administraciones públicas (AAPP) copien modelos de ámbito privado, con el fin de aumentar el nivel de competitividad de su región. De aquí, nacen modelos privados con gestión pública o mixta. Esta última se ha demostrado que es la fórmula más eficaz; un modelo privado apalancado en la figura pública toma mayor solidez, sobre todo en los tiempos de crisis que estamos viviendo. Esta tendencia está entrando en el ámbito de la financiación a empresas de forma prometedora.

En las etapas donde la empresa tiene cierta madurez, aparece en Capital Riesgo (CR), junto con otros mecanismos de financiación. El CR ha crecido considerablemente en los últimos años en España, pero aún le queda recorrido para alcanzar la posición que merece. La principal causa es que aportan recursos financieros a largo plazo para el inicio o desarrollo de una empresa, en una país marcado por el cortoplacismo de la entidades bancarias.

Partiendo de la idea de que, en todos los ámbitos, ya se considera al Capital Riesgo como un mecanismo que contribuye a crear riqueza, quedan pendientes varios aspectos. En primer término, no se llega a comprender el papel de estas entidades al aportar financiación a largo plazo y liquidez a empresas que no pueden obtener ambas cosas en los mercados de valores. En segundo lugar, aunque voluntariosas, muchas iniciativas no están todo lo bien enfocadas que debieran y existe una falta de coordinación entre las medidas desarrolladas.

Hay que resaltar que tienen acceso a CR aquellos que cuenten con empresas que tengan un tamaño suficiente, demuestren una estabilidad en la generación de tesorería, con una condiciones mínimas de tamaño del mercado y con vías adecuadas de desinversión. Además, hay una cierta distancia entre los emprendedores y los inversores.

La creación de entidades de CR desde la AAPP marca un punto de encuentro para superar las barreras anteriores para el éxito en la implantación del CR en España. Algunos ejemplos de estas iniciativas públicas son:

  • ACC1Ó. Agencia catalana de apoyo a la competitividad de la empresa. Fomenta la innovación, la internacionalización y la atracción de inversiones. ACC1Ó está adscrita al Departamento de Innovación, Universidades y Empresa de la Generalitat de Catalunya.
  • CVBAN. Asociación de Inversores Privados de la Comunidad Valenciana. Representando a inversores privados, fue constituida en julio de 2008 como una asociación sin ánimo de lucro y cuyo fin es acercar la fórmula de la inversión privada al máximo número de emprendedores como elemento dinamizador de la creación de empresas innovadoras en la Comunidad Valenciana y facilitar el acceso a los proyectos interesantes a inversores potenciales.
  • CDTI. El Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial, desarrolla y ejecuta el programa Neotec: fondo para el apoyo a empresas en fases tempranas de desarrollo. Actualmente, se está creando un nuevo fondo, llamado Innvierte: fondo en el que participarán el MICINN y el ICO, dotado de 500 M€ y que contará con la colaboración de empresas privadas
  • ENISA. La Empresa Nacional de Innovación S.A. es una empresa de capital público adscrita al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, a través de la Dirección General de Política de la Pequeña y Mediana Empresa. Proporciona a las pequeñas y medianas empresas instrumentos y fórmulas de financiación a largo plazo que les permitan reforzar sus estructuras financieras.
  • BANEUSKADI. La Red de Business Angels Vasca es una iniciativa promovida por las tres asociaciones empresariales vascas, Adegi, Cebek y SEA, para impulsar la creación de nuevos proyectos empresariales y especialmente aquellos de carácter innovador y/o tecnológico en Euskadi.

0 comentarios 

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar