Powered by

Móvil & Web Hotel

Franquicias low-cost en turismo

1 comentario

18 julio 2011 a las 9:12, por

señor del monopoly

Toga Wanderings. Flickr

En los tiempos de crisis actual, la emprendeduría es la idea repetitiva que no paramos de escuchar; el autoempleo como solución. Pero toda empresa requiere una inversión mínima, que si no disponemos de los recursos iniciales -Friends, Family and Fools- nos encontramos con barreras económicas realmente frustrante.

Ante este panorama, en los último años se han extendido como la pólvora, las denominadas franquicias low-cost: oportunidades de negocio indicadas para aquellos emprendedores que desean embarcarse en un proyecto empresarial de éxito probado a un precio muy económico.

Existen muchas tipologías de contrato que rigen la franquicia, como la franquicia maestra, la Comer Franchise,la franquicia individual o la franquicia múltiple. Cada una con su características: la libertad de publicitar la marca, la posibilidad de sub-franquiciar, etc. Y contratos que establecen la relación legal entre los derechos y los deberes entre las dos partes: mientras que el franquiciador tendrá que transmitir una parte de valores al franquiciado, este tendrá una reducción de los requisitos de inversión.
Hay sectores en los que resulta más factible montar negocios de bajo coste: agencias de viajes, asesoría empresarial, intermediación financiera o inmobiliaria…Pero desde luego es el sector servicios el más dado a un negocio de bajo coste, al menos en lo que a la inversión inicial se refiere.

El ser franquiciado otorga una serie de beneficios:

  • Crecimiento sin inversión propia
  • Economías de escala.
  • Compra corporativa.
  • Publicidad corporativa.
  • Valorización marcaría.
  • Optimización de gastos e insumos.
  • Optimización de procesos.

Y a los anteriores le sumamos los beneficios de la franquica low-cost:

  • Mínima inversion y el minimo riesgo.
  • Franqucia Normal con local o Franquicia On-line. Funcionan perfectamente con la ayuda de las nuevas tecnologías y los nuevos sistemas de logístcia existente.
  • Si el negoio no funciona, las perdida de la inversión es menos dramática.
  • Suele tratarse de negocios en los que el emprendedor es quien está al frente del mismo, con lo que ahorra en sueldos. No tener que contratar empleados, tal y como está el mercado laboral hoy en día, y los problemas de rotación que existen en algunas actividades comerciales, es todo un lujo
  • Las inversiones reducidas favorecen un crecimiento más rápido del negocio.

Pero no es oro todo lo que reduce. Como todo negocio, se requieren de un serio estudio de mercado y un sólido plan de negocio. Hay que tener en cuenta que una expansión muy rápida  (típica en este modelo de negocio) en poco tiempo corre el riego de llevar aparejada una tercera variable: la perdida de control. Y de ahí que el peligro de fracaso, de ‘muerte por éxito’, sea elevado. Así que es preciso reestructurar, redimensionar la empresa para que la central crezca al mismo tiempo que lo hace la red.

Otros aspecto a tener en cuenta para decidir el tipo de franquicia que queremos: hay que valorar las aportaciones propias necesarias a parte de la inversión mínima requerida por la marca, como si el franquiciado necesita local propio o no, tecnología propia, infraestructura, etc.

El sector turístico no ha sido ajeno a esta tendencia, y se han generados modelos de negocio en esta línea. Principalmente encontramos dos tipos de franquicias:

  • Agencias de viajes. En España existen un total de 64 grupos de franquicias con 6.356 franquiciados, con un canon medio de 3.635 € e inversión media de 10.718 €
  • Hoteles. Aunque las franquicias hoteleras no están dentro de las consideradas low-cost, junto con las agencias de viajes, son las principales representantes de este modelo en el sector. Un claro ejemplo es Sol Meliá, extendido por todo el mundo.
  • Otros relacionados: restauración, wellness… En low-cost, principalmente son cadenas de restauración, con inversiones medias en torno a los 15.000 € (sin incluir el local). Además, son las franquicias más extendidas en Europa.

No obstante, esto nos lleva a una reflexión que abre las puertas de todo un abanico de posibilidades: los modelos de negocio en turismo son múltiples y van mucho más allá de complejos hoteleros y agencias de viaje, lo que deja nichos de mercados sin cubrir:empresas que ofrezcan franquicias de baja inversión, como por ejemplo en consultoría turística, servicios tecnológicos específicos para hoteles, outsourcing en los distintos eslabones de la cadena de valor, etc.

El triángulo turismo-low cost-franquicia está aún por emerger…

1 comentario 

  1. Pingback: Modelos de Negocio Win-Win | Blog TRW

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar