Powered by

Management

Peligro a la vista: tocan impuestos

0 comentarios

19 julio 2011 a las 7:00, por

billete arrugado con forma de cesta de huevos

Eric Gjerde. Flickr

Siguiendo con el artículo del pasado mes de junio (Contratar o no contratar he aquí la cuestión: otro obstáculo para las Startups) donde analizaba una de las 10 medidas para que en España haya más Startups, que fueron propuestas por emprendedores a través de una iniciativa de Jesús Encinar, hoy me parece importante destacar una medida, que fue aprobada hace poco por el Consejo de Ministros, relativa a la creación de un procedimiento telemático para con éste conseguir una mayor rapidez en conseguir dar de alta una empresa.

Es evidente que se trata de una medida necesaria pero que en ningún caso aborda ninguna problemática clave en la creación de empresas. Pues quien quiere desarrollar una startup no se va a parar porque el proceso dure 1 ó 2 semanas. En este sentido, parece que a veces las medidas administrativas van a justificar el salario de los políticos.

Según el último informe del Proyecto GEM (Global Entrepreneurship Monitor), desarrollado a través de encuestas a expertos en la materia, el mayor obstáculo para el emprendimiento en España es el de la financiación con un 71,8% de recurrencia en la respuesta de los expertos encuestados, seguido por obstáculos de tipo político con un 56,4%. A cualquiera que analice estas encuestas, y si lo comparamos con el resultado propuesto directamente por los emprendedores en la citada iniciativa, nos damos cuenta que la medida mencionada en nada o en poco ayuda a solventar ningún mal estructural.

Sin embargo, me parece que una medida que sí que podría directamente incidir en rebajar esta percepción que expone esta encuesta, y justamente en los dos mencionados tipos de obstáculos, es el de dar una mayor flexibilidad en la recaudación actual del IVA o de los impuestos indirectos que correspondan.

Es más que evidente, y aquí no separo a startup de empresa consolidada, que el abono trimestral de la liquidación del impuesto sobre facturas emitidas, y aún sin cobrar, es un considerable lastre para las tesorerías de las empresas, más aún de las Startups, en cuanto que la Administración ya no es que no ayude a paliar el problema de la financiación sino que es ésta misma quien lo agrava situándose en el primer “cobrador” de la totalidad de dichos importes.

Si a esto le añadimos que en no pocas ocasiones es la propia Administración  (estatal, regional o municipal), como cliente, quien incumple con los periodos lógicos de pagos, la resultante es una aberración, pues a quien corresponde ayudar pasa a convertirse en uno de los principales obstáculos, y quien la padece no es otro que el lado más débil. Me consta que en algunos casos hay administraciones de ámbito regional que están pagando con periodos de más de 400 días, por lo que podemos concluir que con los presupuestos de un año, se abonan gastos comprometidos del ejercicio anterior, presupuestos éstos confeccionados, en parte, con la recaudación de los susodichos impuestos recaudados.

En fin que podríamos tener el malévolo pensamiento que las empresas que hacen trabajos para la administración, en parte, tiene que financiar sus propios pagos.

No sé que posibilidades reales existen en tratar de que las empresas puedan fraccionar los pagos de los impuestos acompasados en función de los ingresos realmente cobrados, pero sin duda sería ésta una medida de importancia extrema que ayudaría a paliar la escasez de financiación en estos tiempos de crisis.

En definitiva, menos medidas de florero y más medidas reales que alivien la carga de las famélicas tesorerías de las empresas, especialmente, las que empiezan a desarrollar su actividad empresarial.

0 comentarios 

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar