Powered by

Revenue Management

La interoperabilidad en el sector turístico

7 comentarios

29 septiembre 2011 a las 5:00, por

piezas de puzzle

Piezas de puzzle encajadas; Emma Cherry. Flickr

En este segundo post del TRW dedicado a la tecnología, iniciaremos una serie dedicada a la interoperabilidad en el sector turístico, en concreto, trataremos de exponer qué es la interoperabilidad y por qué es tan importante en este sector.

En los últimos años todo el mundo habla de interoperabilidad en todos los ámbitos: Sanidad, Administración Pública, Residuos, Turismo, Transporte…todo el mundo habla, pero para que nos entendamos, es necesario definir bien qué entendemos por “Interoperar”. En este post, trataremos de introducir algunos conceptos que iremos desarrollando en post futuros.

Cuando se habla de interoperabilidad tendemos a pensar en el simple hecho de comunicar, de comunicar dos sistemas, dos hospitales, dos ayuntamientos, un hotel y una agencia de viajes, etc…Sin embargo, interoperar implica bastante más que una simple comunicación. Implica comprensión pero, sobre todo, comprensión ahora y garantizar que la habrá en el futuro.

Para ilustrar la importancia de la interoperabilidad, debemos primero entender que existen tres niveles:

  • Técnica: los sistemas deben poseer las herramientas tecnológicas necesarias para comunicarse. Este es el nivel más sencillo, es sólo un problema tecnológico. Todo problema tecnológico tiene solución, todos. Este nivel es el nivel donde tendemos a pensar la primera vez que oímos de interoperabilidad y es precisamente el más sencillo de resolver. Existen multitud de tecnologías, herramientas, mecanismos para lograr que dos sistemas se comuniquen entre sí.
  • Semántica: los sistemas deben ser capaces de entender los mensajes dentro de su contexto. Este nivel es quizás el más importante y es el más complejo de abordar. Se trata básicamente de que los datos que intercambiemos sean entendibles por los sistemas que interoperan (lo que se conoce como Lenguaje de Dominio, Dominio de Negocio, etc…), eso es obvio. La interoperabilidad semántica ideal se logra cuando se amplía el lenguaje de dominio (un nuevo producto turístico), los sistemas sean capaces de comprender que existe un nuevo elemento en el lenguaje y además tratar con ese nuevo elemento. Un ejemplo, partimos de un una Central de Reservas de Ocio Complementario,  si un proveedor ofrece un nuevo producto, la Central de Reservas podrá inferir que es nuevo producto y podrá gestionar y tratar sus características (modo de comercialización, disponibilidad (horaria, diaria, mensual), sus extras …etc.  Por ejemplo, los espectáculos (cine, teatro, etc…) tiene unas características comunes  (entradas, ubicación, tipo, etc…), debemos estar preparados para que el sistema pueda entender que alguien está comercializando un nuevo tipo de espectáculo aunque antes no supiéramos nada de él. El reto está no sólo en que los sistemas involucrados compartan un lenguaje, sino que ante la evolución (modificaciones o ampliaciones) del lenguaje los sistemas sean capaces de seguir entendiéndose. Desde el punto de vista formal esto se logra cuando el lenguaje está basado en un Modelo de Referencia.
  • Organizativa: los sistemas deben definir una metodología para que puedan interactuar entre sí. La información debe ser útil para ambos sistemas. Este nivel, es el más sencillo casi, se trata básicamente tratar los aspectos organizativos de las entidades que interoperan.

Para resolver la interoperabilidad semántica surge la necesidad de definir unos estándares para la interoperabilidad, estándares que existen en multitud de ámbitos, entre ellos en el sector turístico. Está más que claro que es un mundo donde diversidad de involucrados deben interoperar para poder funcionar, agencias de viajes, de reserva, hoteles, aeropuertos, líneas aéreas…Por lo tanto, las empresas deben adoptar un compromiso para poder implantar estos estándares y adaptarse día a día a las necesidades de los usuarios.

Algunos de los estándares de interoperabilidad presentes en el ámbito del turismo son:

  • Open Travel Alliance (OTA): proporciona un marco de trabajo en el que las compañías trabajan para crear un estándar de mensajes electrónicos permitiendo tanto a los distribuidores como a los proveedores de los servicios hablar el mismo lenguaje. OTA está enfocado a los sectores de alojamientos, aerolíneas, alquileres y ocio y es la más extendida actualmente.
  • Caval: iniciativa que tiene como objetivo el desarrollo de estándares abiertos  para la interoperabilidad en la industria del turismo y los vuelos.

Existen numerosos estándares en otros sectores como pueden ser:

  • HITIS: estándar para centrales de reserva (CRS). Actualmente es utilizado en OTA para la especificación de alojamientos.
  • HL7: Conjunto de estándares para el intercambio de información clínica.

Por lo tanto y para concluir, en el crecimiento conjunto de la industria del turismo es necesario la definición y aceptación de un estándar común y homogéneo que permita una comunicación fluida entre los distintos participantes, aportando un lenguaje común que facilite la interacción entre los diversos sistemas del mercado.

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

También te puede interesar