Powered by

Management

Protección del intangible en el negocio turístico

0 comentarios

19 septiembre 2011 a las 5:00, por

material secreto

Material secreto ; teadrinker. Flickr

Siguiendo la línea abierta en un post anterior sobre la protección de ideas a la hora de desarrollar un nuevo proyecto, es conveniente tener claro los tipos de protección a los que se puede optar dentro del sector turístico.

Según la Organización Mundial del Comercio, el sector de los servicios es el sector de más rápido crecimiento de la economía mundial y representa dos tercios de la producción mundial, un tercio del empleo mundial y cerca del 20% del comercio mundial. Con este panorama, la competitividad es tal, que evitar la copia de intangibles para proteger nuestras ventajas competitivas y evitar fraudes, es una de las prioridades del negocio

Por lo tanto, ¿qué podemos proteger?:

  • Las marcas. Constituyen uno de los medios más importantes que utilizan los fabricantes o proveedores para distinguirse a sí mismos y a sus productos de los de la competencia. Las marcas son signos que permiten diferenciar los productos o servicios de una empresa de los de las demás.  Actualmente, se consideran marcas incluso los sonidos, formas u olores, siempre y cuando funcionen como tales en el mercado. En función de la legislación nacional de cada país, las marcas pueden ser registradas o no; estas últimas se consideran marcas gracias a su uso en el mercado. El sistema de propiedad intelectual protege ese tipo de marcas, permitiendo al titular gozar del uso exclusivo de la marca y del derecho a impedir que nadie más la utilice con respecto a los mismos productos o a productos similares. Los propietarios de marcas registradas o sin registrar poseen derechos permanentes sobre las marcas, siempre y cuando paguen las tasas de renovación en el caso de las primeras y no se dicte una resolución favorable en un procedimiento de oposición al uso de la marca, en el caso de las segundas.
  • Indicaciones geográficas. Están contemplas en tratados internacionales y normativas nacionales con arreglo a una amplia gama de conceptos, por ejemplo, leyes específicas de protección de las indicaciones geográficas y las denominaciones de origen, legislaciones de marcas, en las que se contemplan las marcas colectivas y las marcas de certificación, legislación en materia de competencia desleal, leyes de protección del consumidor y decretos específicos en los que se haga mención de indicaciones geográficas concretas.
  • Diseño industrial. Es el aspecto ornamental o estético de un producto. El diseño puede consistir en rasgos tridimensionales, como la forma o superficie de un artículo, o en rasgos bidimensionales, como la configuración, las líneas o el color.
  • Secreto comercial. Es toda información confidencial que otorgue a una empresa una ventaja competitiva. Los secretos pueden estar relacionados con cuestiones técnicas, el diseño de un producto, un método de fabricación o los conocimientos especializados necesarios para llevar a cabo una determinada operación.
  • Derecho de autor. Es el derecho que otorgan las leyes a los autores, artistas y demás creadores para la protección de sus creaciones (referidas como “obras”). Estrechamente relacionados con el derecho de autor están los “derechos conexos”, que conceden derechos similares o idénticos a los del derecho de autor, aunque a veces más limitados y de más corta duración.

Como ejemplos gráficos, cabe destacar la estación de esquí suiza de St. Moritz que fue la primera en registrar el nombre “St. Moritz” y el lema “Top of the World”, o la tan conocida marca del Estado de Nueva York “I love NY” que ha logrado ser el emblema de la ciudad y que la gente la identifique como una ciudad vibrante, dinámica y llena de vida que tiene algo que ofrecer a todos los visitantes

En definitiva, la competencia es muy intensa, y en la economía del conocimiento la ventaja es para el que comprenda la importancia de los activos intangibles para distinguir y añadir valor a los productos/servicios. Por lo tanto, los sistemas de protección descritos ofrecen fórmulas para asegurar la competitividad de las empresas en la industria del turismo.

0 comentarios 

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar