Powered by

Marketing Hotelero
Móvil & Web Hotel

El marketing de los sentidos aplicado a los hoteles singulares

1 comentario

24 octubre 2011 a las 14:00, por

Marketing de los sentidos

Marketing de los sentidos ; Proyecto Eden. Flickr

El mismísimo Luis Bassat avalaría una campaña de Marketing cuyo resultado final afianzara la relación entre un aroma, un color o una canción determinada y el producto a promocionar, en este caso un hotel singular.

Y es que toda persona es prisionera de sus sentidos y esclava de sus instintos y serán ambos los que decidan, en gran medida, entre las distintas posibilidades que ofrece el extenso mercado que se abre en la actual industria hotelera.

Podría pensarse que la vista es, en principio, el sentido a tener en cuenta: lo estético y lo físico al sobresalir en apariencia priman. Sin embargo, es en el resto de sentidos donde cada propuesta adquiere una dimensión diferente.

Una fragancia por ejemplo, puede despertar en el que la huele una serie de sensaciones y de recuerdos difícilmente superables por ninguno de los demás sentidos. Sonido de agua manando de un riachuelo, canto de pájaros, tacto de sábanas y mantas recién tendidas, sabores de platos que nos transportan a casa, olores a naturaleza o a jabones aromáticos, son atractivos potenciales para que un cliente salga de un hotel con una sensación de plenitud absoluta.

Es este Marketing de los sentidos, el que consigue fidelizar al cliente de una manera tan sutil que ni siquiera ellos serán capaces de detectar. Estamos ante el marketing con mayúsculas llevado a su máxima expresión.

Esta herramienta es tan poderosa que nos permite en cierta medida escoger el perfil de clientela que quisiéramos tener en nuestro hotel. Aromas intensos, colores vivos, sonidos contundentes y líneas arriesgadas atraerán a clientes con un perfil atrevido, aventurero y con un carácter muy definido. Si lo que buscamos es un ambiente de relajación, de confort o incluso romántico deberíamos tender a colores pastel, sonidos relajantes y fragancias florales, siendo la decoración más cuidada y haciendo hincapié en todo tipo de detalles. Podemos potenciar el aroma como un elemento singular, como lo hace el hotel Silken Al-Andalus Palace con su estrategia de odotipos. Incluso ya hay empresas dedicadas a la personalización de perfumes para hoteles.

Obviamente esto no son sino pequeñas pinceladas que podrían formar parte de un plan de marketing mucho más detallado y consensuado con la propiedad para trazar las líneas maestras de la estrategia a seguir.

Puede que para muchos este tema sea muy conocido pero, ¿está igualmente aprovechado por  los hoteles singulares españoles?. Lamentablemente, solo por una gran minoría. Para comprobarlo, he buscado rápidamente en los dos principales periódicos de España. Hay en total 25 menciones (notas de prensa y noticias) a hoteles singulares. 15 en 2010, de los cuales solo 4 eran españoles y 10 en 2011, en esta ocasión mejorando la cifra con 8 españoles.

En las principales cadenas de televisión sólo encontramos programas enfocados generalmente a las singularidades estructurales del edificio y de la singular personalidad de sus propietarios, no a las experiencias que podrían vivirse allí. En las redes sociales, no mejora mucho el tema, buscar en Youtube “hoteles singulares españoles”, “hoteles singulares en España” , “hotel tematizado en España” arrojan resultados tristísimos. En Facebook alguna que otra referencia con poca participación española. En ninguno de los casos que he mencionado, se transmite al posible cliente, sensaciones tales como las que hemos explicado al inicio del post..

Desde Innwise les proponemos hacer una publicidad que aproveche las expectativas que un hotel singular puede generar en sus futuros clientes, que no es otra que vivir una experiencia única salpicada de sensaciones difícilmente obtenibles en alojamiento convencional.

Como reflexión final, es muy importante que entendamos que el Marketing de los Sentidos no es un arma que solo debamos utilizar como reclamo publicitario, tiene que ser una parte activa del servicio que se ofrezca al huésped y tiene que ayudar a la definición y elaboración del producto concreto que se quiere poner a la venta. Una incorrecta utilización de estos elementos puede resultar contraproducente al transmitir sensaciones que luego no se vayan a materializar. (Amplia el conocimiento  sobre el tema con la lectura “El Marketing empieza por el producto”).

Para terminar, les enlazo una nota de prensa de un hotel singular en Colombia. Me parece interesante y un buen ejemplo  para demostrar  que no importa nuestro modelo de negocio o la propuesta de valor, todos se pueden relacionar con el Marketing de los Sentidos.

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

1 comentario 

  1. Pingback: Elementos que apoyan el discurso gastronómico | Blog TRW

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar