Powered by

Management

Evaluación de proyectos de inversión

3 comentarios

24 noviembre 2011 a las 11:00, por

personas del entorno de un modelo de negocio social

Personas del entorno de un modelo de negocio social ; Mark Smiciklas. Flickr

Desde el punto de vista del inversor, siguiendo con la línea de publicaciones en capital semilla, la rentabilidad final que obtenga del proyecto seleccionado es en lo que pivota la decisión final de la inversión. Esta inversión privada supone la implicación del potencial inversor en el accionariado de la empresa y la posterior salida con la venta de participaciones al propio emprendedor o a otros inversores externos.

La futura rentabilidad del proyecto es analizada por el inversor mediante el análisis de una serie de variables, que son comunes a todo tipo de proyectos, ya venga el apoyo económico del capital semilla, venture capital o de un business angel. Hay que tener en cuenta, que la mayoría de las veces, ambos no hablan el mismo idioma. Por lo que analizaremos qué es lo que busca un inversor.

Para la preselección de proyectos, se busca aquellos que son altamente escalables y preferiblemente enfocados al mercado global. La selección se basa en:

  • Rentabilidad potencial. Para una inversión media de 30.000 €, se espera un retorno de unos 300.000 € en unos 24 meses. Esto ha de quedar reflejado mediante un sólido plan financiero dentro del plan de negocio.
  • Viabilidad económica. La inversión requerida ha de ser coherente con los gastos fijos y variables con una cuenta de resultados relista con las condiciones de mercado.
  • Grado de innovación del proyecto. El grado de innovación es donde está “la joya de la corona” que marca el potencial del proyecto. El inversor suele ser experto en el sector de estudio o al menos contar con analistas del mismo.
  • Potencial de mercado. El producto/servicio ofertado por la nueva empresa ha de tener una segmentación de mercado identificada de forma muy clara, además de demostrar que obtendrá una cuota de mercado suficiente en un periodo de tiempo definido que garantice el retorno esperado de la inversión.
  • Equipo promotor. Esta una de las variables clave que animan al inversor por la apuesta o lo pueden echar atrás. No solo la experiencia del emprendedor, sino la implicación del mismo y su capacidad de transmitir su entusiasmo, son puntos críticos en la obtención de financiación.
  • Grado de desarrollo y madurez del proyecto. Cuando el emprendedor ha desarrollado un prototipo que ya ha probado en entornos reales, cuenta con el aval de la viabilidad de su negocio, lo que fortaleza la decisión positiva del inversor.

En resumen, los inversores piensan en un buen proyecto, tienen en mente un proyecto que opere en un sector que conozcan, que sea capaz de penetrar en el mercado con rapidez, y que cuente con un equipo promotor que sepa cómo vender sus productos .

Desde el punto de vista del emprendedor, es un proceso de alianza de interés mutuo con un nuevo socio, un socio que aporta financiación así como conocimiento de mercado, contactos, capacidad de negociación, etc. Pero para el inversor, dicha alianza supone un retorno económico a medio-largo plazo.

3 comentarios 

  1. D.Solano 27 noviembre 2011 - 1:09

    Hola.
    Muy interesante el contenido de este blog. Pienso que la administración de proyectos es un tema del que debemos conocer todos no importa en cual área profesional nos desempeñemos.
    En este sitio http://www.MaestriasCO.com hay información de maestrías en gestión de Proyectos.

    Saludos y les deseo éxitos.

  2. Pingback: Divestment process | Blog TRW

  3. Pingback: Ecosistemas generadores de start-ups | Blog TRW

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar