Powered by

Marketing Hotelero

El color del dinero

2 comentarios

27 enero 2012 a las 5:00, por

Mash up water drops, Por Dima Bushkov en Flickr

En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira, todo es según el color del cristal con que se mira

Inspirado por Jorge ManriqueCalderón de la Barca o el mísmismo William Shakespeare, el escritor y pensador asturiano Ramón de Campoamor y Campoosorio escribía esta profunda y realista reflexión en algún momento de su paso por el revolucionario siglo XIX. Y es que resulta increíble pensar que cada persona es un mundo en esto de percibir.

Y es que para gustos están los colores. Y de gustos y de colores saben mucho las grandes marcas. Ya hemos visto en otras ocasiones cómo conocidos ejemplos de marcas internacionales estructuran sus estrategias de marketing. Sin embargo el atraer a más clientes y convertir nuestro marketing en dinero está al alcance de todos. Es sólo cuestión de ponerle un puntito de color. Y de pensar en nuestra imagen corporativa cómo si fuera nuestro propio reflejo en el espejo. ¿O es que no tratamos cada día de cuidarnos, arreglarnos y seleccionar las prendas adecuadas en función de lo que somos o queremos transmitir?.

Una prenda de ropa define a una persona. Pensad en qué os dice alguien con ropa cómoda frente a otra con zapatos de tacón de aguja. O una corbata impecable frente a un polo de manga corta. Ninguna es mejor ni peor, pero todas transmiten algo diferente.

El color termina por confirmar la impresión forjada: ¿es lo mismo un pantalón blanco que uno negro? ¿qué te dicen unos zapatos rojos frente a otros grises?.

Las asociaciones que nuestro cerebro hace al percibir los colores pueden ser similares en muchas personas, debido a temas culturales y de educación, de asimilación de patrones afines durante la infancia, o por la pertenencia a un grupo determinado con valores muy definidos. Y por eso, aunque todos seamos diferentes y usemos cristales de distintos colores para mirar, pueden establecerse patrones socio-culturales que definen cómo respondemos por grupos a estos estímulos coloridos. Y de nuevo en esto, son campeonas mundiales las grandes marcas.

De todo esto va la infografía que quiero compartir con vosotros hoy. En ocasiones, aun teniendo la paleta llena de colores, cuesta encontrar la fórmula del color del dinero, ya que en ella intervienen muchos factores sin los cuales, el color pierde alguno de los matices que lo hacen único. Por eso, la decisión del color que va a representar tu marca y convertirla en una fuente de ingresos, es crucial, y nunca puede tomarse a la ligera. Y si no, mirad a continuación:

Color-fooled: Visual Stimulus and Marketing, by Julie Tabouli in Daily Infographic

2 comentarios 

  1. Pingback: Las NO razones para nuevas vías de distribución hotelera | Blog TRW

  2. Pingback: 4 pasos para “darle color” a tu web | Blog TRW

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar