Powered by

Management

El Pensamiento Divergente y la Revolución

0 comentarios

21 febrero 2012 a las 5:00, por

La revolución de los pensamientos

Inmersa tres años atrás en un proyecto de clubes de producto y especialización de oferta en destino, un colaborador me preguntó el motivo de ir tan rápido. Es una impresión que tengo, le respondí,  de que estamos yendo de una dimensión a otra por una puerta dimensional al más puro estilo Star Trek, y que, tras ella,  lo que es útil en este lado ya no lo será del otro lado. Es lo que sentía que estaba pasando entonces y sigo convencida de que sucedió de ese modo.

Hoy, hace ya tiempo que estamos del otro lado y el desconcierto de no poder utilizar los modelos conocidos es la sensación generalizada. Eso  ya no es posible en la configuración del producto, ni en la intermediación, ni sirve para dirigirnos a los clientes –que, de diferentes, ya no parecen hablar el mismo idioma-, ni tan siquiera resulta útil para relacionarnos profesionalmente con los colegas. Como generalizada es también la seguridad decrecida de los directivos clásicos, baluartes de la  otrora rentabilidad, y, ahora, sorprendidos y tocados por la velocidad de los cambios, por la creciente importancia de la tecnología y por el continuo bombardeo de nuevos términos. Es que el mundo es otro, lo sabemos, pero es que realmente es otro.

Y, de este lado de la puerta, lo que me parece más grande es asistir al nacimiento de nuevas estructuras, observar cómo se forjan los nuevos líderes, cómo se disuelven las antiguas alianzas y se configuran otras nuevas, y todo ello en un registro de pensamiento que hasta ahora era marginal y que, en este momento, es la fuerza inspiradora de la transformación. Aquellos que han tomado el relevo, y han conseguido intuir sobre la marcha el nuevo terreno sobre el que nos comenzamos a mover, son capaces de vincular conceptos de forma inusual, visualizan el espacio desde otra perspectiva, unen cabos por distinto sitios, mezclan recursos que nunca antes habían sido mezclados, hibridan, colaboran, buscan oportunidades, comparten conocimiento, se relacionan, se asocian, reducen distancias espaciales y temporales, piensan creativamente, funden disciplinas, y todo ello con una apabullante naturalidad.

Es el triunfo del pensamiento divergente, que, sin forzar nada, sin comportamientos histriónicos, sin necesidad de echarle dinamita al status quo, ni con la aspiración de consolidación de ego alguno, nos ha traído la tan ansiada revolución.

En  tan curioso escenario, mis saludos desde el Blog de los TRW (Tourism Revolution Workers) en el que estreno post y desde el que será un auténtico placer relatar en próximas entregas las novedades, los cambios, las disrupciones y las oportunidades percibidas en este nuevo mundo post transicional. Una visión personal apasionada y optimista sobre el negocio turístico de la nueva era, pues la revolución, como el pensamiento divergente, no es más que una cuestión de perspectiva.

 

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

0 comentarios 

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar