Powered by

Management

Indicadores para el Cuadro de Mando de Innovación

1 comentario

6 febrero 2012 a las 11:00, por

Barómetro en Flickr

Comentábamos en nuestro artículo anterior cómo construir el Cuadro de Mando de innovación. Veíamos qué tipos de objetivos podíamos asignar y enlazar en las diferentes perspectivas del Mapa Estratégico. El objetivo último de la innovación es obtener la prima de innovación, es decir, el mayor valor de una compañía por el hecho de que los inversores reconocen la capacidad de mantener un crecimiento sostenido a través de la innovación. Cuando el ciclo de la innovación funciona correctamente se produce un círculo virtuoso por el cual los clientes se sienten atraídos por la compañía, los mejores empleados tratan de trabajar en la compañía y los mejores socios intentan asociarse con ella. Todo por el hecho de ser innovadora, lo que a su vez repercute en una mejora de la capacidad innovadora de la compañía, con lo que se potencia de nuevo la prima de innovación.

Una vez definido el Mapa Estratégico de Innovación, correspondería definir los indicadores de cada uno de los objetivos que hayamos definido. Todos los cuadros de mando deberían tener un equilibrio entre los dos tipos de indicadores:

  • Indicadores de pasado (lagging indicators). Reflejan el resultado final de las acciones. Se llaman de pasado porque miden si en el pasado se hicieron las acciones necesarias para obtener los resultados en la actualidad.
  • Indicadores de futuro (leading indicators). Reflejan la existencia de los requisitos necesarios para que el objetivo se cumpla. Ejecución correcta de los procesos, adquisición de las competencias necesarias, etc… Se llaman de futuro porque permiten estimar si en el futuro se obtendrán los resultados deseados, a raíz de que en el presente se esté actuando correctamente para crear un entorno abonado para que los resultados se puedan producir.

El Cuadro de Mando de Innovación, a diferencia del Cuadro de Mando General de la compañía, se caracteriza porque los resultados de las acciones sólo se ven a largo plazo. La duración del Ciclo de Innovación (desde que se pone en marcha un programa hasta que empieza a producir resultados) puede ser de varios años, con lo que si no tenemos cuidado de elegir un número suficiente de “indicadores de futuro”, podemos estar años sin saber si estamos consiguiendo éxito en nuestra estrategia de innovación.

A continuación proponemos algunos indicadores que pueden medir la innovación de la compañía, agrupados según los dos tipos mencionados y según las perspectivas del cuadro de mando:

Indicadores de pasado

Según hemos visto, los “indicadores de pasado de innovación” miden el resultado de los diferentes objetivos asociados a las líneas o plataformas de innovación definidas. Ejemplos de estos indicadores podrían ser:

-        Perspectiva financiera:

  • Prima de innovación (mayor valor de la compañía gracias a la innovación).
  • Ingresos por nuevos productos
  • ROI de los proyectos de innovación

-        Perspectiva de clientes

  • Prima de precio de los servicios frente a los de la competencia
  • Incremento en la cuota de mercado de nuevos servicios
  • Fidelidad de los clientes
  • Valor de la marca

-        Perspectiva interna

  • Número y calidad de nuevas patentes o marcas registradas
  • Time to market para nuevos servicios (tiempo necesario para el lanzamiento comercial).
  • Número y calidad de las alianzas

-        Perspectiva de aprendizaje y crecimiento

  • Rotación del personal asignado a innovación
  • Inversión en proyectos y/o tecnologías y/o nuevas plataformas de innovación
  • Tamaño y calidad de la red de conocimiento o de las plataformas de conocimiento vinculadas a la compañía.

Porcentaje de proyectos que finalizan en el tiempo y coste previsto.

Indicadores de futuro

Tal como veíamos anteriormente, los “indicadores de futuro de innovación” medirán el cumplimiento de las condiciones necesarias para que la innovación tenga lugar. Estos indicadores son más frecuentes en las perspectivas interna y de aprendizaje y crecimiento, ya que por su propia naturaleza miden los procesos y los activos intangibles necesarios para generar los resultados de la innovación.

-        Perspectiva financiera

  • Valor actual neto del portfolio de innovación. Es decir, suma de los flujos de caja esperados por iniciativas de innovación en curso, en cualquiera de las fases de su ciclo de vida.

-        Perspectiva de clientes

  • Satisfacción de los clientes
  • Intención de compra

-        Perspectiva interna

  • Número y calidad de nuevas ideas por tipo de portfolio.
  • Número de ideas que pasan la fase de análisis.
  • Lead time. Tiempo desde que una idea se captura hasta que se inicia el proyecto de ejecución.

-        Perspectiva de aprendizaje y crecimiento

  • Motivación del personal
  • Número de proyectos desarrollados con partners
  • Calidad y alineación de las alianzas
  • Conocimiento de nuevas tecnologías asociadas a la industria
  • Cultura de reconocimiento a los autores de nuevas ideas y/o a los impulsores de proyectos con riesgo
  • Número de errores o pruebas fallidas como indicador de la tolerancia a fallos de la organización
  • Nivel de madurez en Project and Portfolio Management en la organización

Todos estos indicadores pueden construir nuestro Cuadro de Mando de Innovación. Una vez seleccionados, debemos asignarles una meta, es decir, el valor que deben tomar dichos indicadores en cada momento del tiempo (año 1, año 2, …). Una vez asignada la meta y calculado el valor actual, se pone en evidencia el GAP o diferencia entre dichos valores. Para cubrir dicho GAP, la compañía deberá planificar iniciativas o proyectos concretos que permitan alcanzar en el futuro las metas previstas.

1 comentario 

  1. Pingback: Gestión por Proyectos e Innovación | Blog TRW

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar