Powered by

Management

Medidas país para el impulso de la innovación empresarial. Parte II

3 comentarios

6 febrero 2012 a las 14:00, por

Epic Show-Recycling Council por Jeff Werner

La semana pasada comentábamos los dos tipos de ayudas existentes en España, y en la mayor parte de los países de la OCDE, para el estímulo de la I+D+i, éstas se dividían en ayudas directas y en incentivos fiscales. También comentamos la mayor relevancia que las últimas están teniendo en las políticas para el desarrollo económico en los países desarrollados.

Para este ámbito, el de los incentivos fiscales, la normativa española ofrece tres tipos de incentivos para las empresas que realizan esfuerzos en I+D+i, cada uno de estos incentivos se aplican en etapas económicas y fiscales diferentes y son las siguientes:

A.- Las bonificaciones de la carga social por personal dedicado en exclusiva a Investigación y Desarrollo.

Este instrumento se desarrolló en 2007, cuyo régimen normativo es desarrollado por el RD 278/2007. En los primeros años su aplicación fue marginal debido a la incompatibilidad con las deducciones fiscales por actividades de I+D+i (más ventajosas) y también por su reducido beneficio. Sin embargo, en estos años ha cobrado mayor protagonismo debido a la crisis y por ende a las reducidas bases imponibles, cuando no negativas de las empresas objetivo.

B.- La reducción de ingresos por cesión de activos intangibles que es conocido como “Patent Box” o “Innovation Box”.

Este tipo de incentivos trata de fomentar la creación y explotación de los activos intangibles con posibilidad real de ser comercializado por la empresa. Tienen la vocación de apoyar a aquellas empresas que realmente aplican el ciclo innovador en su sentido más amplio. La idea final es promover la creación y retención de la propiedad intelectual generada en el país. La aplicación de este incentivo en España se instrumentaliza por el artículo 23 del Texto Refundido de la Ley del Impuesto de Sociedades por la Ley 16/2007, y permite la minoración de la base imponible de hasta el 50% de los ingresos generados por la cesión de determinados activos intangibles. En otros países de la OCDE, esta medida se aplica sobre los beneficios generados por la cesión y no por los ingresos, por lo que su aplicación es menos beneficiosa que en nuestro país.

Una cuestión importante de este incentivo es que es compatible con las deducciones para actividades relacionadas con la I+D+i.

C.- Las deducciones para actividades relacionadas con la I+D+i

Finalmente, las deducciones para actividades de I+D+i cuya aplicación se realiza sobre la base imponible del IS.  Existen importantes diferencias de este incentivo según el país del que se trate. La elegibilidad de los gastos, los porcentajes de deducción, los límites de ésta y la aplicación de los créditos pendientes son las principales variables de este incentivo.

En próximos posts trataremos y compararemos cada uno de estos incentivos entre diversos países de la OCDE para conocer su mayor o menor impacto en la empresa.

También te puede interesar