Powered by

Management

Medidas País para el Impulso de la Innovación Empresarial. Parte IV

0 comentarios

20 febrero 2012 a las 14:00, por

Carl Benz Patent Motorwagen 1886 por Andy_BB

Si la semana pasada incidíamos en los incentivos fiscales por la vía de la bonificación de la cuota de la Seguridad Social para aquellas empresas que contratan a investigadores, esta semana, siguiendo la línea la temática de los incentivos fiscales para empresas que realizan esfuerzos en I+D+i, hablaremos de los incentivos existentes para la cesión de activos intangibles, también conocido por “patent box”.

Este incentivo está pensado para fomentar la creación y explotación de los activos intangibles con posibilidad real de ser comercializado por la empresa. Se pretende con él promover la creación y retención de la propiedad intelectual generada en el país. La aplicación de este incentivo en España se instrumentaliza por el artículo 23 del Texto Refundido de la Ley del Impuesto de Sociedades por la Ley 16/2007, y permite la minoración de la base imponible de hasta el 50% de los ingresos generados por la cesión de determinados activos intangibles. Como ya hemos comentado anteriormente, en otros países de la OCDE esta medida se aplica sobre los beneficios generados por la cesión y no por los ingresos, por lo que su aplicación es menos beneficiosa que en nuestro país.

En España, son objeto de este incentivo  la cesión sobre patentes, modelos relativos a experiencias de carácter industrial, comercial o científico, y los planos/fórmulas/procedimientos secretos sobre informaciones relativas a experiencias industriales, comerciales o científicas (lo que comúnmente se denomina “Know-how”). Sin embargo, los ingresos producidos por la cesión sobre explotación de marcas, obras artísticas o científicas, derechos de imagen, programas informáticos y equipos informáticos quedan excluidos de este incentivo.

Existen pocas diferencias en los principales países de OCDE que aplican el incentivo de “Patent Box” sobre el objeto a aplicar. Las principales diferencias radican en que, por ejemplo, en Bélgica y Holanda se aplica el incentivo tanto si la patente es del país o extranjera. En Francia, además, se permite las operaciones de subcesión.  Dentro de España, tanto Navarra como País Vasco tienen una aplicación diferencial, por ejemplo, en el País Vasco, a diferencia del resto del territorio español, se permite aplicar el incentivo a la cesión de programas informáticos salvo en los casos que supongan una actividad comercial habitual.

En cuanto al alcance de la deducción, en España, es del 50% sobre los ingresos obtenidos por la actividad elegible. Es decir, el 50% de los ingresos provenientes de dicha actividad no se contabilizarán a efecto de conformar la base imponible del Impuesto sobre Sociedades. En Bélgica, la deducción alcanza el 80% de los ingresos. En cambio, en Holanda y Francia, se aplica un tipo impositivo reducido sobre plusvalías desarrolladas por las cesiones de activos permitidos, un 5% en el primero y un 15% en el segundo.

En Reino Unido ya está definido un similar incentivo pero no entrará en aplicación hasta 2013.

0 comentarios 

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar