Powered by

Management

¿Quién debe ser nuestro Project Manager?

7 comentarios

23 febrero 2012 a las 11:00, por

Project Manager. Por Scarlet, en Flickr

Una vez que una empresa decide acometer uno de sus proyectos aplicando Project Management, la siguiente y crucial decisión a tomar radica en quién será la persona, el Project Manager, que lo llevará a cabo y que asuma la responsabilidad. La elección será de vital importancia, pues es sin lugar a dudas uno de los factores clave para el éxito del proyecto. Lo habitual que haría cualquier persona encargada de la contratación en una empresa es bombardear al candidato con una serie de preguntas tipo establecidas para determinar la aptitud del mismo para el proyecto. Cuando estamos eligiendo un Project Manager, estas preguntas pueden no cubrir los temas vitales que verdaderamente determinan la validez o no de la persona.

En estos casos, antes de sentarse con nadie la empresa ha de formularse internamente una serie de preguntas concretas acerca de sus necesidades. A pesar de este proceso de análisis interno, tampoco seremos capaces de definir los parámetros con el suficiente detalle como para determinar con exactitud que conjunto de habilidades y experiencias debería de poseer la persona que buscamos para liderar el proyecto, pero indudablemente serán de mucha ayuda en el proceso de selección.

Por ejemplo, ¿tenemos el apoyo necesario para el proyecto por parte de la empresa (ya sean líderes, técnicos, operarios, etc.)? Este punto es crítico principalmente en proyectos que impliquen cambios. El tener al personal en contra del cambio (ya sea por no querer salir de su zona de confort, por no querer adaptarse a una nueva herramienta, por temor a perder su puesto de trabajo, etc.) puede condicionar la consecución exitosa del proyecto. En estos casos el trabajo se duplica, ya que no sólo tendremos que ejecutar el proyecto, sino también fomentar el apoyo del personal a éste.

Por tanto, si detectamos que el proyecto no tiene el respaldo “incondicional” de alguno de los estamentos de la empresa, el perfil del Project Manager debe ser aquel que sepa gestionar este tipo de situaciones que casi con toda seguridad se tornarán tensas.

Otra pregunta que debemos plantearnos antes de entrevistar a nadie, ¿qué valores o conjunto de habilidades debe tener el Project Manager que buscamos para este proyecto? Habrá proyectos en los que la persona elegida deba ser capaz de tener una visión global del mismo para crear metas, objetivos, equipos de trabajo, etc.; y habrá otros en los que su función sea “simplemente” de gestión por ya estar definidos, trazados y organizados los aspectos principales del mismo. Las habilidades en uno y otro caso varían ligeramente.

Otra, ¿debe tener el candidato conocimientos y experiencia en sector que atañe al proyecto? Esta cuestión es objeto de intensos debates. Como conclusión a estos debates podemos decir que no necesariamente, ya que el éxito del proyecto se basa fundamentalmente en la habilidad del Project Manager para gestionar, identificar y resolver problemas interpersonales y de organización, no en sus conocimientos específicos en la materia del mismo.

Lo Project Managers deben ser generalistas con muchas habilidades en las diferentes áreas, y tendrán un equipo de trabajo que contará con especialistas es cada una de las diferentes materias que serán quienes se encarguen de los problemas técnicos. En caso de poseer conocimientos del área en que se va a trabajar serán siempre un valor añadido, aunque debe tener claro que no puede realizar “micromanagement” revisando aspectos técnicos que conoce pero que son ya responsabilidad asignada a otra persona, porque de esta manera estaría dejando de lado su trabajo de gestión, coordinación e integración.

Existen muchas otras preguntas internas que deben hacerse antes de contratar y que serán específicas para el proyecto en cuestión, pero lo que si es imprescindible para cualquier Project Manager es tener formación específica en gestión de proyectos además de las siguientes cualidades directivas y personales  (que enumera el PMI):

  • Habilidades de comunicación.
  • Habilidades de organización y planificación.
  • Habilidades para gestionar costes y presupuestos.
  • Habilidades para gestionar conflictos.
  • Habilidades para negociar y convencer.
  • Habilidades de liderazgo.
  • Habilidades para hacer equipo y motivarlo.

Analizando esta información, tanto interna de la empresa contratante como personal de los candidatos, iremos cerrando el círculo para poder así encontrar al candidato idóneo para nuestro proyecto.

También te puede interesar