La versión de su Internet Explorer es muy antigua. Descargue la última versión aquí

Powered by

Móvil & Web Hotel

“El boca a boca”, lo que dicen de tu hotel por ahí. ¿Es bueno que hablen de él aunque sea mal?

2 comentarios

16 marzo 2012 a las 11:00, por

¿Qué mejor sitio para presentar tu colección de accesorios para OI2012 coincidiendo con la Semana de la moda de Milán que tu propio hotel Giorgio? Del que por cierto ya hemos hecho mención en el blog.

Que luego venga Roberto Cavalli y diga que tu hotel tiene aspecto de psiquiátrico, no sé si es buena o mala publicidad. Ambos son reyes de su parcela, uno del minimalismo donde el menos es más y otro rey del print animal por excelencia, donde todo es más e incluso poco. Leerlo da, en mi modesta opinión, una pobre impresión. No he encontrado respuesta de Armani, pero es de los que también suele soltar alguna perlita en algún momento y creo que es algo más propio de un patio de colegio que de grandes del diseño de ropa, aunque según pasa el tiempo bien mirado y con el buen uso de la información es o podría ser hasta bueno. ¿no?. Ya saben aquello de que se “hable de uno” para bien o para mal pero que se hable y si no que se lo digan a Loewe con la polvareda que ha levantado su horrorosa campaña, y la que ha montado online con hashtags como #acampadaloewe, #loewefacts. Habrá que esperar para saber realmente los efectos de un comentario (y campaña) desafortunado.

No sé, de mismas Giorgio, debías haber llamado a Peter Marino para el diseño de tu hotel.

Esto me hizo recordar un artículo del NYTimes donde se hablaba del “reinado” del diseño Italiano, en concreto de tres firmas y sus respectivos hoteles comparando a los diseñadores como los Medici actuales, aunque a tenor de lo leído con anterioridad no sé si procede compararlos más bien con una saga famosa apellidada Corleone. El artículo da una crítica personal – nada como alojarse en ellos – que quizás deberían leer los responsables del servicio de calidad de cada hotel mencionado. ¿Razón?. Nada como el boca a boca para que lo que quieras ofrecer o hayas vendido que puedes ofrecer, se vaya al traste.

No es nuevo, pero hay que reconocer que hay una “corriente” por ampliar negocio por parte de muchas firmas bien posicionadas en el mercado de alta gama y para muchas no sólo hablamos de complementos para el hogar, es una realidad: “¿hacia dónde expando?, pues un hotelito me vendría bien, busco un buen partner” y la cosa está hecha.

Puede tener un doble “sentido” si las cosas no se hacen bien, como también hemos comentado en varias ocasiones, una de las “misiones, visiones” de este tipo de uniones es que el cliente usuario de este tipo de hoteles busca vivir el estilo de firma, más allá de poder usar y calzar sus prendas de ropa.

En relación con el artículo, Eric Wilson, habitual columnista en las pasarelas de NY, Milán y París, decidió testar en persona  tres conocidos hoteles de Milán,  personalmente le veo un puntito “mystery guest“, que en sus primeros párrafos ya empiece con:

“The hotels are expensive. (The rates tend to be higher during peak periods.) Booking the least expensive rooms through Expedia in mid-January, I wound up paying $861.17 a night at the Armani; $746.75 at the Bulgari Hotel; and an average of $342.09 at the comparatively budget-friendly Maison Moschino, another designer hotel in Milan that opened in 2010″

Te dan ganas de leer mucho más.

Los hoteles a estudio fueron:

Hotel Armani Milano donde en pocas palabras transmitió el minimalismo y el “todo Armani” que respira el edificio.

Pero al seguir leyendo, ¡Ups!, en su día ya hablé de los Lifestyle Managers algo así como la persona de contacto para que las necesidades del guest se cumplan con su ayuda, pues no salen del todo bien parados en el artículo, y por poner otro ejemplo algo tan simple sobre como obtener total oscuridad – buscada por muchos clientes a la hora de descansar – fue tarea harto compleja y que finalmente no se pudo conseguir.

Y todos sabemos lo malo que es dormir en un duermevela. ¿no?

Si la misión de los Lifestyle Managers es hacer sentir especial al cliente y no lo consigue ¿Dónde radica el problema? ¿Preparación?, ¿implicación? Si el hotel está al tanto del problema ¿razón por la que no se ha solucionado aún?.

El siguiente, la Maison Moschino.

La web del hotel  es sencillita pero vistosa, me he divertido mucho paseando por sus distintas habitaciones todas ellas con distintos y deferentes motivos y por supuesto decoración Moschino aunque echo mucho en falta 2 símbolos que acompañan las colecciones de la casa: El símbolo de la paz y sus eternos corazones.

Pero volviendo al artículo parece ser el más económico de los tres, sigue vivo el sentir o estilo de Franco Moschino y critica o comenta el fuerte olor de las habitaciones del hotel aunque aquí quizás es cuestión de gustos, ¿no?.

El olor de un sitio es como el sello, la huella personal, un olor por ejemplo que te recuerde a algo de la infancia. El hotel habrá tratado de proporcionar un olor que el cliente identifique “para siempre con él” y creo que ha conseguido justamente el efecto contrario, el de no querer llevarse el frasco del olor a casa.

Y para concluir el Hotel Bulgari de Milán, fantásticamente situado.

 

Lo primero que me dice su página web es que no se actualiza mucho, ¿no?, tienen una pestaña llamada “Guest book” con insignes personajes casi todos ellos relacionados con el mundo fashion (Suzy Menkes entre otros) pero las fotos datan todas del 2010 y digo yo que el hotel habrá tenido algún que otro evento más desde entonces, ¿no?

Y del artículo que ha servido para este post, menciono que al hotel se le empieza a notar que tiene años encima en cuanto a decoración, pisos, e incluso falta de pasar el “trapo del polvo”.

En general: ¿Qué quieren estos hoteles que los clientes cuenten de ellos?. Historias de maravillosos hoteles con servicios espectaculares o puede ir un anónimo, sin necesidad de escribir para ningún afamado periódico – si de esos que no lee nadie  ¿verdad?, para decirte o contarte de su percepción y experiencia en el hotel no ha sido la esperada y  que a la larga afecta a la marca hotelera que tratas de vender.

Tenemos unos hoteles muy bien posicionados por la marca que hay tras ellos – y caros – pero que luego fallan en determinados aspectos. ¿Eso les convierte en malos?.  No, solo hay que renovar, mejorar  las instalaciones y escuchar muy de cerca a ese cliente que se hospeda si quieres estar en el mercado y en boca de todos como el hotel a elegir, está claro que oyendo críticas se puede mejorar.

Ah, aquí puedes leer el artículo ampliamente comentado en este post: Three Designers, Three Milan hotels.

Imágenes: La imágenes no son nuestras. Dichas imágenes pertenecen a las propias webs mencionadas y están sujetas a sus propias licencias.
Los zapatos de cabecera pertenecen al a colección de Giorgio Armani PV2012
MindProject

MindProject

Consultoría directiva turística especializada en el diseño y gestión de proyectos transformadores mediante la aplicación del Ciclo Comercial Turístico.

También te puede interesar