Powered by

Móvil & Web Hotel

El nuevo paradigma de turista

4 comentarios

14 marzo 2012 a las 5:00, por

Walking down the road, en Flickr.

Dentro de la línea de posts sobre nuevos modelos de negocio en turismo, no puedo dejar de reflexionar sobre una nueva forma de hacer turismo, cuyo motivo es diferente del clásico, pero al fin al cabo, entraña un desplazamiento fuera del lugar habitual donde el individuo en cuestión desarrolla su vida, hacia otra región.

En cualquier nuevo negocio a emprender, nuestra principal pregunta es ¿quiénes son nuestros clientes finales? Y en turismo, el paradigma de segmentar a los turistas en viajero de placer, el turista de negocios, de estudios, etc., ha quedado obsoleto hace mucho tiempo. Estonces, ¿cómo definir el tipo de turista?, la respuesta es intuitiva: se definirán en función del motivo que le haga desplazarse, los cuales pueden hacer que dicho desplazamiento sea de 50 km o de 10.000 km. Y habrá tanto motivos como tipos de pensamiento o sentimientos pueda tener una persona que le obligue a desplazarse hacia otro lugar o región. ¿Nos podemos aventurar a afirmar que cada motivo es un nuevo nicho de mercado?

Esta reflexión viene a raíz de las cada vez más numerosas noticias, como la de una cadena de supermercados de sobra conocida, tanto por el consumidor como por las escuelas de negocio por su modelo de gestión de proveedores, como es Mercadona. El supermercado del municipio riojano de Haro, atrae personas del País Vasco que se trasladan hacía el mismo para hacer la compra por razones como el precio o la cercanía. Estos visitantes de un día, ¿se pueden considerar turistas?. Mi respuesta es sí: se desplazan, consumen productos y servicios en otra zona diferente a la suya original y retornan a la misma.

Historias como la anterior hay muchas, por lo tanto, nos encontramos antes numerosos nuevos micronichos de mercados, aún sin explotar, donde la teoría de la larga cola, que es perfectamente aplicable, toma una dimensión diferente.

Empezando a definir nuevos modelos de negocio en función del nuevo paradigma de turista: ¿Qué tipo de persona es la que se desplaza?, ¿cuál es el motivo de su desplazamiento?, ¿qué necesita en su lugar de destino o qué servicios complementarios puede demandar?, ¿qué le puedo ofrecer que cubra esas necesidades?, ¿cómo se lo voy a hacer llegar?…

Bajo esta reflexión, vemos que el turismo es un sector transversal a todos los demás: el ser humano necesita desplazarse, lo que le hace ser inexorablemente turista. Quizás el turismo sea el negocio más antiguo de mundo y al mismo tiempo el que más posibilidades futuras de crecimiento albergue.

También te puede interesar