Powered by

Móvil & Web Hotel

El turismo y el deporte

0 comentarios

20 marzo 2012 a las 11:31, por

Ramocchia. Flickr.

Con los Juegos Olímpicos de Londres 2012 a la vuelta de la esquina, desde el equipo Tech, nos hemos puesto a reflexionar sobre la importancia que tiene el turismo en los eventos deportivos y la principal problemática que lo rodea: la variedad del mismo. La solución es la diversificación del destino para ofrecer alternativas varias a este tipo de turistas y la utilización de un canal propio de distribución, en los destinos hoteleros.

Un turista deportivo, puede ser aquel que va a Malasia a practicar surf. También es aquel, que va al Algarve a practicar golf o el que visita New York, para asistir a un partido de los Yankees o los Knicks. Pero, ¿qué pasa con las actividades que realiza durante su estancia y no están relacionadas con el deporte? ¿Qué ocurre con los familiares que acompañan a este tipo de turistas y realizan otro tipo de actividades?

Los especialistas relacionados con este campo, se han dado cuenta de la importancia de este detalle y han puesto más énfasis en este debate, que en el de la venta de entradas para los partidos o los paquetes de viajes. Concienciarnos de la segmentación del mercado es una de las piedras angulares de cualquier estrategia exitosa orientada al turismo deportivo: desde la elección los lugares de eventos y del destino, propuestos o establecidos. La introducción de las ventas cruzadas aprovecha esta segmentación y da valor a nuestra propuesta de destino/actividades

Cada segmento difiere significativamente en su carácter y requisitos y es imposible calcular el impacto y los beneficios de la estrategia orientada al turismo deportivo. En el clima económico actual, cuantificar la monetización del turista dentro del turismo deportivo es la única forma de justificar la investigación en estrategias orientadas al mismo. Sin embargo, el gasto del turista deportivo es difícil de aislar: definir donde empieza y donde termina, define esta medida de forma mucho más fiable.

Obtener una imagen del turismo deportivo es mucho más complicado que obtenerla del comportamiento de un individuo. Por un lado, esta frontera borrosa puede crear dificultades a la hora de calcular correctamente el impacto; por otro este hecho crea oportunidades para innovar destinos, aumentando la suma de las partes que lo componen. En Melbourne, por ejemplo, el NSM (El Museo Nacional del Cricket de Melbourne) es el principal foco de atención para un tipo de turistas denominados como “nostálgicos”. El NSM trabaja con la compañía de eventos Victorian Major Events Company, para enlazar sus atracciones temporales, con el calendario de la ciudad y diversificar los eventos de la misma.

Se pueden identificar tres principales tipos de visitantes que pueden contribuir al planteamiento y desarrollo de nuestra estrategia de turismo, por separado o combinándolos:

  • El turista espectador.
  • El turista participante.
  • El turista nostálgico.

Además de estos 3 tipos, podemos identificar al turista accidental, que no está interesado en el área deportiva, pero que también debemos tener en cuenta. El impacto de este turismo, varía dentro de cada sector, en función del deporte, las instalaciones y las localizaciones.

Con la identificación de estos actores, los destinos hoteleros pueden definir su target entre los turistas y ofrecer servicios diferenciadores mediante su canal de distribución, aprovechando los efectos de eventos deportivos puntuales o de localizaciones especializadas en el turismo deportivo. Potenciar nuestra web para permitir las ventas directas y que conforme un nuevo canal de distribución propio, es uno de los factores más determinantes para la consecución del éxito en la gestión del turismo deportivo.

Techmotrip

Techmotrip

Motor de reservas de oferta turística complementaria y centrales de reservas de experiencias multiproducto con empaquetado dinámico.

0 comentarios 

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar