Powered by

Management

Super Project Manager

1 comentario

5 abril 2012 a las 11:00, por

"Superman frente al espejo", Greenog, en Flickr

Hace algún tiempo cayó en mis manos el libro publicado en el año 1989 por Stephen Covey: “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”.

Este libro se convirtió rápidamente en un best seller mundial y en objeto de culto sobre la productividad a todos los niveles.

Directamente relacionado con esta lectura me he encontrado con un post de Josh Nankivel en su blog PMStudent quien se embarca en la difícil aventura de enumerar los 8 hábitos de los Project Manager más efectivos.

  1. Están siempre atentos a su formación: si quieres ser el mejor gestor de proyectos tienes que estar siempre aprendiendo (cursos de formación, blogs, libros, etc.).  La curiosidad y el deseo de aprender nos mantiene activos y en la brecha.
  2. Son buenos comunicadores: una comunicación clara y eficiente es indispensable para el buen desarrollo de los proyectos.
  3. Son analíticos: un buen Project Manager mira sus proyectos como sistemas con el fin de a través de un análisis objetivo ser capaz de identificar las áreas de mejora.
  4. Están siempre enfocados: obviamente enfocados hacia la meta y estableciendo de manera clara las prioridades.
  5. Valoran la planificación: es una actividad fundamental, y tal como se comentó en anteriores post, ésta debe ser flexible..
  6. Son empáticos: tienen la capacidad de “salir de su propia cabeza” para ver las cosas con la debida perspectiva, simulando el punto de vista de terceras personas o departamentos. Todo con la meta de facilitar el logro del objetivo común en las mejores condiciones.
  7. Son iniciadores de actividad: la pasividad y la contemplación son malas compañeras de viaje, seamos proactivos y emprendedores .
  8. Saber escuchar activamente: escuchar más que hablar para entender, asimilar las ideas de los equipos y aprovechar sus talentos.

Además de estos 8 hábitos citados podemos añadir algunos más a la lista encontrados entre los comentarios al post inicial y otros de cosecha propia:

  • Son motivadores y saben crear equipo.
  • Son pacientes y no se dejan llevar por el pánico ante la adversidad.
  • Asumen responsabilidades.
  • Son perseverantes.
  • Son buenos negociadores.
  • Tienen pensamiento estratégico.

¿Se te ocurre alguno más?

Son muchos los hábitos requeridos para ser un buen gestor de proyectos, pero al fin y al cabo, es la persona sobre cuyos hombros descansa la responsabilidad última del éxito final y total del proyecto en las condiciones establecidas; así que es normal que deba ser un SUPER PROJECT MANAGER.

Y tú, ¿cumples todos ellos?

1 comentario 

  1. Pingback: El ABC de la Gestión de Riesgos en los Proyectos. Parte II | Blog TRW

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar