Powered by

Management

Tres acciones para que la estrategia se convierta en el trabajo de todos los días

1 comentario

4 junio 2012 a las 13:00, por

trabajo diario

Estrategia como parte del trabajo diario

La estrategia no es sólo cosa de los directivos. Es el trabajo de toda la empresa, desde el primer empleado hasta el último. Cada uno en su puesto tiene que tomar pequeñas decisiones todos los días: la manera adecuada de saludar a un cliente, la posibilidad de superar las expectativas en la gestión de un problema, la ocasión de aconsejar sinceramente más allá de la oportunidad de venta a corto plazo, etc. En el día a día de cada empleado, surgen miles de pequeñas decisiones que marcan la diferencia y permiten que una organización se distinga de su competencia y obtenga un valor diferencial en el largo plazo. Si preguntáramos a los empleados de una organización cual es la estrategia de su compañía, ¿cuántas personas podrían responder rápidamente y de forma concreta?

Para conseguir ese valor diferencial, es necesario que todas las personas asuman la estrategia de la compañía como parte de su trabajo diario. Para lograr esto, hay que hacer tres cosas de forma excelente:

  1. Comunicar, comunicar y comunicar. Una y otra vez, de diferentes maneras y por diferentes canales qué objetivos son importantes para la compañía. Nadie puede ejecutar una estrategia que no conoce y que no entiende. Por eso es clave asegurarse que todos en la compañía entienden la estrategia, y comprenden el papel que tiene su trabajo para la consecución de la misma.
  2. Establecer objetivos, y medirlos. Lo que no se mide no se consigue. Tradicionalmente el establecimiento de objetivos era un proceso de arriba hacia abajo, donde el líder “distribuía” sus objetivos entre sus colaboradores, para asegurarse de que la suma de los objetivos de todos ellos le permita cumplir los suyos. Luego, cada uno de ellos, hacía lo mismo con su equipo, y así sucesivamente.  Aunque este proceso está bien planteado, todavía se puede mejorar. Si un empleado entiende bien la estrategia, y tiene la motivación adecuada, seguro que encontrará nuevas e imaginativas maneras de ayudar a su consecución. Por eso, en lugar de “distribuir” los objetivos entre los empleados, contemos de manera clara la estrategia de la compañía y luego pidamos a cada empleado que construya los mejores indicadores para medir su contribución a esa estrategia. Seguro que surgen nuevas maneras de aportar valor que antes no su hubieran encontrado.
  3. Implantar sistemas de incentivos y recompensas. Una organización completamente alineada puede obtener resultados espectaculares. ¿Por qué no repartir parte de ellos entre quienes han logrado obtenerlos? Es importante dedicar el esfuerzo suficiente para construir sistemas de incentivos que permitan recompensar de forma extraordinaria los resultados extraordinarios.

En resumen, es el trabajo de cada empleado encontrar cómo puede ayudar a conseguir la estrategia de la compañía con su trabajo diario, y es trabajo de la compañía comunicarla y lograr que la estrategia pueda entenderse por todas las personas que la forman.

1 comentario 

  1. Delia Mato 10 junio 2012 - 1:09

    Buenas noches, saludarte y decirte que mi aportación tiene intención de ser positiva pero necesito expresar lo siguiente:
    En un texto debes definir tu ideología comunicadora; no puedes utilizar “colaborador· y “empleado” indistintamente.
    O pasaste a la ideología empresarial del colaboracionismo ó no. Por otra parte el input ó implementación de incentivos al objeto de que los colaboradores aporten su creatividad y personal know-how, lo he visto aplicado en algunas empresas ( en otros países) y a veces me ha dado la sensación de un querer pasar la pelota a un campo que no corresponde.
    En mi opinión, es responsabilidad del “managment” el constante upgrading de la casa y por supuesto; todos los colaboradores deben tomar parte, pero a través de su desempeño de su categoría, de forma excelente y para ello debe de estar definido el muy anticuado “JOB-DESCRIPTION”, pero que es, en mi opinión, la mejor forma de pedir a los colaboradores de que tomen parte activamente en el crecimiento de la empresa.

    Saludos cordiales
    Delia

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar