Powered by

Management

10 requisitos para que un proyecto de Performance Management tenga éxito

0 comentarios

4 julio 2012 a las 5:00, por

precio_dinero

El precio del dinero

No todas las compañías están preparadas para implantar un proyecto de performance management o de “balanced scorecard”. De hecho, cerca del 50% de las empresas que comienza un proyecto de este tipo, fracasa. Es necesario que la organización tenga un determinado nivel de madurez. De todo lo que he leido recientemente sobre este tema, me ha gustado especialmente esta lista de diez puntos necesarios que escribe Wayne W.Eckerson en su libro “Performance Dashboards”.

  1. Una estrategia definida. Esto significa disponer de una misión, valores, visión, objetivos, indicadores, metas para dichos indicadores y un plan de acción.
  2. Un liderazgo fuerte y comprometido con el proyecto. Esto es necesario para cualquier proyecto, pero mucho más para un proyecto de este tipo.
  3. Una necesidad o un motivo claro y urgente. A veces será evidente, como por ejemplo en el caso de una crisis, pero otras veces habrá que construir el motivo, y sobre todo comunicarlo de manera efectiva.
  4. Disponer del apoyo de gran parte de los mandos intermedios, que son los que al final tienen que implantarlo, traduciendo los objetivos estratégicos a indicadores, metas y acciones concretas dentro de sus departamentos. Desafortunadamente, este grupo no siempre está a favor, porque un proyecto de este tipo puede amenazar una determinada posición de comodidad que pudiera poseer hasta el momento.
  5. Tener definido el alcance y la dimensión adecuada. No siempre el proyecto debe comenzar en la parte más alta de la organización. En ocasiones puede empezar en un departamento o en una unidad de negocio, y extenderse después a otras basándose en las lecciones aprendidas y en los beneficios obtenidos en la primera.
  6. Un equipo disponible y los recursos necesarios. Es necesario asignar recursos suficientes tanto en tiempo de directivos y jefes de proyecto como en asesoramiento externo si no se dispone internamente de esa capacidad. También es necesario dotar del presupuesto necesario a los proyectos que se definan.
  7. Una cultura de medición. La organización debe tener experiencia en el uso de información objetiva para la toma de decisiones, no basadas únicamente en la intuición de sus directivos.
  8. Alineación entre el negocio y el departamento de IT. La información necesaria debe adaptarse continuamente, y para ello es necesaria una interacción continua entre el negocio e IT.
  9. Disponer de datos fiables. La información debe ser tratada como un activo vital para la organización.
  10. Una sólida infraestructura técnica. Aunque  quizás no es imprescindible en las primeras fases, a medida que los “dashboards” se despliegan en cascada en toda la organización, será necesaria una infraestructura técnica que de soporte a las necesidades de información que irán aumentando de forma exponencial.

Estos diez puntos deben ayudarnos a elegir el momento y el punto de la organización donde comenzar con un proyecto de “Balanced Scorecard” o de “Performance Management”, así como a entender cuales son los principales riesgos que nos podemos encontrar en el proceso.

0 comentarios 

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar