Powered by

Marketing Hotelero

Cómo integrar las Landing Pages en la estrategia de marketing

0 comentarios

20 agosto 2012 a las 6:00, por

posicionamiento SEM

Globos aerostáticos, vía Pinterest.

La página de aterrizaje es la primera página en la Web de un hotel que un visitante ve al llegar a través de un medio de captación de tráfico. Las cadenas hoteles invierten muchos recursos en la adquisición de tráfico ya que es un elemento fundamental para optimizar el canal de ventas directos de la Web y para mejorar el branding.

Para optimizar estás campañas, en la estrategia se ha de incluir la optimización de las página a las que llevan las campañas de promoción y captación de nuevos clientes a través de banners, newsletter, anuncios en Google Search, (donde será clave la selección de las Keywords), links, etc. Veamos los pasos a seguir para integrar las landing pages en la estrategia:

1. Definir objetivos. Tenemos que tener claro qué es lo qué queremos conseguir con la campaña que se va a ejecutar. Esto condicionará tanto el diseño, el mensaje y la forma de llegar a nuestras landing pages. A modo de ejemplo, se pueden definir varios objetivos:

  • Aumentar el tráfico cualificado a la Web del Hotel.
  • Aumentar las reservas directas en nuestra Web (canal directo de ventas).
  • Potenciar la marca del hotel o cadena.
  • Aumentar las ventas de un producto concreto (como una oferta de fin de semana).  
  • Aumentar las reservas en una época del año concreta.
  • Darse a conocer en un nuevo mercado.

2. El diseño  de la estrategia y mensaje. Una vez definido el objetivo, se diseñara el mensaje que se quier lanzar, el cual ha de estar en concordancia con la página de aterrizaje, seguir una misma línea que conduzca al usuario a nuestro objetivo y teniendo en cuenta en todo momento el tipo de público al que va dirigido. Igualmente, influye el diseño y el mensaje del medio que utilizaremos para atraer al usuario (como un banner en un blog).

3. Diseño de contenidos. La página de destino debe hacer una de las siguientes cosas: dar la opción de convertir los clics en clientes, dar los motivos para convertir, o bien resolver las dudas que puedan existir para convertir. Si en la página existe información que no cumple con estos requisitos, entonces no resulta relevante y no debería estar incluida.

4. Diseño de la página de aterrizaje. El diseño debe centrarse  en tomar un camino sencillo que conduzca a la acción deseada y que sea similar al del banner o link que los condujo aquí (genera confianza).  Poner demasiadas opciones puede provocar el abandono del usuario. Es importante crear un botón de llamada a la acción, que el usuario detecte fácilmente. Es muy importante tener en cuenta que la falta de credibilidad es una clave importante para el usuario, por lo que a menos que la marca sea conocida, habrá que convencer al visitantes, por ejemplo, con opiniones de clientes satisfechos. Por último hay que evitar excesivas imágenes y contenido como videos o widgets.

5. Conversación. Hay que contemplar las expectativas con la que llegan los visitantes a nuestras landing pages: es muy importante para alinear el contenido de su página de destino con su intención y expectativas. A partir de aquí, si el usuario pasa a la acción, tenemos que contestar (mantener una conversación) en función de las expectativas creadas, por ejemplo, mediante un email de respuesta.

6. Medir resultados. Como en toda campaña, es vital medir los resultados obtenidos y eso se logra conociendo la cantidad y calidad de conversiones que recibió la landing page: ¿Cuantas personas completaron el formulario para solicitar más datos? ¿Cuánto es el tiempo promedio que los usuarios permanecieron? ¿Cuántas visitas se convirtieron en reservas?. Existes muchas herramientas que nos ayudarán a medir los resultados. En base a este conocimiento conoceremos mejor a nuestros clientes, actuales y potenciales, que nos ayudará a diseñar campañas cada vez más efectivas.

0 comentarios 

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar