Powered by

Marketing Hotelero

¿Tenemos olfato para el marketing?¿Y marketing para los olfatos?

0 comentarios

1 agosto 2013 a las 6:06, por

Pete Sherrard, Sunset field walk

Estudios especializados indican que las personas recuerdan el 1% de lo que tocan, el 2% de lo que oyen, el 5% de lo que ven, el 15% de lo que prueban y el 35% de lo que huelen. Ahí, valga la redundancia, es donde el marketing de nuestro hotel cobra “un nuevo sentido”. Es decir, apoyándose en los diferentes sentidos, podremos establecer relaciones emocionales en la mente de los consumidores.  Hoy nos acercaremos hasta sus narices.

El sentido del olor, como anunciaba en la entradilla es el mas capacitado para imprimir una marca en el recuerdo del consumidor a través de la memoria olfativa. Así, además, lo ha reconocido la historia de la publicidad, según nos indica Zenith en un artículo.

En los años 50 el mundo de la publicidad y del marketing (para hoteles no no) utilizaba un único sentido para atraer la atención de potenciales consumidores, la vista. Con el auge de la televisión, el oído comenzó también a cobrar importancia en el ámbito publicitario, con la creación de canciones y spots que, acompañados de canciones o ritmos pegadizos, permanecían en la mente de los usuarios.

No fue hasta los años 70 cuando los profesionales del sector se dieron cuenta de que el olfato también podía ayudar a la hora de publicitar diferentes productos. El olfato es considerado como el sentido más antiguo que tiene el ser humano y dadas sus características permite que que todas las conexiones queden grabadas en la corteza prefrontal de nuestro cerebro, de ahí que los olores sean muy bien recordados por las personas en el ámbito de la publicidad.

Pero, ¿A qué huelen las marcas? ¿Por qué el olor de una crema solar recuerda a vacaciones? ¿Por qué el aroma del humo de leña se asocia a una estampa de invierno en familia? Hasta hace poco, nadie se hacía esta pregunta y las empresas no se habían percatado del efecto que produce un olor agradable en la experiencia del cliente. Hoy hablamos de odotipos (logotipos olfativos) para representar la imagen corporativa en nuestro marketing para hoteles.

La emoción que evoca un olor puede ser decisiva en el momento de la compra y es posible identificarlo con los valores que la marca pretende transmitir, incluso sirve para mejorar la productividad y las condiciones de trabajo de una empresa. El olfato está íntimamente ligado al mundo de los sentimientos, las emociones y los recuerdos y ayuda a crear vínculos emocionales con el cliente.

También se ha comprobado que una empresa que consigue oler a sí misma vende más que otra que no ha hecho suya ninguna fragancia, ya que provoca una distinción extraordinaria para la marca. Las asociaciones estereotipadas son ricas, fidelizan al cliente y sobre todo, consiguen una calidad, que es el tesoro de toda marca”.

Hoteles con olfato

Los hoteles del grupo Ibis han desarrollado su propio odotipo con notas herbales y frutales dónde se intenta buscar el bienestar de los clientes bajo la fragancia “Ibis aroma”.

Esta fragancia  creada con más de un año de estudio y diferentes encuestas hasta encontrar el aroma perfecto que describe al propio hotel y el efecto que este mismo desea transmitir a sus clientes. Esta fragancia utilizada como ambientador en todo el hotel, combina la bergamonta, la fruta de la pasión y el romero en un único aroma diseñado para motivar recuerdos y respuestas de gran alcance al instante creando un ambiente de bienestar y relajación.

Y es que según el gerente de la marca Ibis “ el olor dulce galleta que nos lleva de vuelta a casa de la abuela y nuestros hijos son ejemplos clásicos de esa estrategia funciona, por ello creamos nuestro propio odotipo buscando el bienestar de nuestros clientes dejando una huella olfativa en su memoria tras el paso por nuestras instalaciones”

Otro caso distinto es el de Magna Pars Suites Milano, que podría ser considerado como el primer hotel perfume creado en la ciudad italiana de Milán por los Martone, una familia de perfumistas.

El hotel cuenta con 28 suites caracterizadas por una esencia floral o madera perfumada, 19 de ellas están dedicadas a flores como la gardenia, la magnolia o el jazmín mientras que 9 de ellas están inspiradas en plantas aromáticas como el Sándalo o el Pachulí.

La madera de Cedro y la madera de Guayaco, un pequeño árbol originario de Sudamérica, también están presentes en algunas de las suites del hotel. Una vez allí, se ofrece un kit para poder descubrir y distinguir entre 12 fragancias y aromas que pueden disfrutarse en el hotel.

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

0 comentarios 

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar