Powered by

Marketing Hotelero

Del selfie al braggie y poso porque me toca

1 comentario

31 julio 2014 a las 6:00, por

Selfie Buddy de Toy Story, Google Plus

Selfie Buddy de Toy Story, Google Plus.

Sol, calor, playa y fotos, muchas fotos de lo bien que nos lo pasamos en verano. Aunque el prestigioso diccionario de Oxford eligió en 2013 Selfie (autofoto) como la palabra del año y los tenemos hasta en la sopa, ya ha llegado una nueva modalidad de posado para los viajeros de todo el mundo: el braggie. El término proviene del inglés Brag (presumir).

No tiene más aspiración que la de poner los dientes largos al resto de usuarios que estamos en la oficina y no tomándonos un mojito en un lugar paradisíaco. Generar envidia en nuestros amigos es el leitmotiv de estas instantáneas de cuerpo entero. Una envidia que suele ir acompañada de una larga lista de me gusta o retuits en las redes sociales un hecho que engrandece-aún más- nuestros egos.

Apuntar a la envidia como razón principal para sacarnos estas fotografías no es gratuito. Un estudio elaborado por Hotels.com a más de dos mil británicos señala que el 39% de los encuestados admite subir braggies para darse importancia, reforzar su autoestima y ganar fama. Asimismo, reconocen que, de media, postean las fotos a los 10 minutos de haber llegado al alojamiento o a su lugar de destino.

Entre las escenas preferidas para hacer “la foto de la envidia” encontramos: las playeras o piscineras (43%) y un durante la celebración de un cóctel (12%). Desde la perspectiva hotelera, pueden aprovechar este auge  para incentivar la fidelización entre los huéspedes. Organizar concursos con descuentos para los ganadores, regalos o servicios extra.

Si ya nos gusta subir fotos sin nada en juego más que el reconocimiento virtual, no quiero ni pensar el filón que representaría para los establecimientos. Sin olvidar que estas actividades llevarían implícito un impacto publicitario para la marca. Una estrategia que ya ha puesto en marcha la cadena Beatriz Hoteles, cliente de Innwise, mediante un concurso en el que los participantes suben fotos que representan su verano ideal.

Un aspecto fundamental de estos posados es que se utilizan para dejar constancia de que hemos estado allí. Hacemos partícipes a nuestros contactos de la buena vida que nos pegamos en verano. Sean imágenes de cuerpo entero o solo de la cara, muestran nuestra creciente afición por lo que coloquialmente se conoce como postureo. En esta categoría entran todas aquellas fotos que realizamos única y exclusivamente para aparentar, no por una razón realmente inspiradora. Un ejemplo que ilustra de forma evidente esta tendencia es el de las poses veraniegas en la playa, reproduciendo el eslogan de una conocida marca de cerveza.

La contrapartida a estas repetidas instantáneas es la seguridad. La policía ha reiterado en innumerables ocasiones que subir una foto de estas características es una señal inequívoca de que nuestra casa está vacía. Por lo tanto, los ladrones pueden hacer su agosto. Nunca mejor dicho. Para evitarlo, es recomendable  configurar la privacidad de las imágenes con el objetivo de que no sean accesibles a todo el mundo.

Son modas que se instalan en nuestras rutinas vacacionales casi por inercia. No sea cosa que no sigamos estas corrientes fotográficas y no estemos a la última. Ahora ya no basta con disfrutar de nuestros días libres, sino que también hay que demostrar nuestro gozo ante los demás.

 

Concurso Beatriz Hoteles, Facebook Beatriz Hoteles.

Concurso Beatriz Hoteles, Facebook Beatriz Hoteles.

 

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

1 comentario 

  1. Pingback: ¿Eres de selfie o de braggie cuando haces turismo? | Watching International Economy

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar