Powered by

Marketing Hotelero

¿Cómo cambiará las reglas del juego la Tasa Google?

0 comentarios

11 agosto 2014 a las 6:00, por

News Google Plus

News Google Plus

Enlazar en la red una noticia sobre turismo o cualquier sector de un periódico, revista o blog dejará de ser gratis a partir del 2016. O al menos eso es lo que pretende Gobierno con la aprobación del Canon AEDE o también denominada Tasa Google, incluida dentro de la Reforma de la Ley de Propiedad Intelectual.

No obstante, habría matizar un aspecto fundamental del texto: no es correcto afirmar que se cobra por enlazar, sino “por comunicar públicamente fragmentos de contenidos”. Esta aclaración libra a aquellas páginas en las que los visitantes resuman con sus palabras la información. Es decir, recibirán dinero si han hecho el clásico método de “copiar-pegar”

Desde una perspectiva general, se trata de una medida que han impulsado los principales grupos de comunicación españoles, miembros de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), para cobrar una cantidad-todavía por determinar- a aquellos usuarios que enlacen sus noticias. Sin embargo, la ley recoge también  que el cobro de este impuesto es un “derecho irrenunciable”, pero también con matices.  Aunque publicaciones ajenas a AEDE se opongan a este recaudo y a las implicaciones de este impuesto, poco podrán hacer, ya que la AEDE promete perseguir a los infractores y cobrar en dinero en su nombre y repartirlo entre sus asociados. Todos unos Robin Hood.

Este punto es crucial, ya que entronca directamente con la finalidad de las webs sujetas a este canon:

  • Informar
  • Crear opinión pública
  • Entretener

Tras esta clasificación, queda patente el carácter restrictivo de la ley, pues todas las páginas que conocemos forman parte de alguno de estos tres grupos. En teoría, el texto también apunta directamente a los agregadores como Menéame o Google News. 

“Fragmentos no significativos de contenidos, divulgados en publicaciones periódicas o en sitios Web de actualización periódica y que tengan una finalidad informativa, de creación de opinión pública o de entretenimiento prestadores de servicios electrónicos de agregación de contenidos”. Aunque, como ya hemos visto, su carácter irrenunciable y la clasificación por finalidad de las cabeceras hace extensible el cobro a todas las cabeceras.

A juzgar por estos condicionantes, la ley incluye en este grupo a las redes sociales. En cierta manera, el usuario convierte su muro en un agregador de contenidos, según sus preferencias. Del mismo modo que si un huésped quiere enlazar un comentario que ha dejado en TripAdvisor o Yelp en Facebook o Twitter tendrá que desembolsar un dinero.

También Blogs como este están enmarcados dentro de la definición de web de actualización periódica, por lo tanto son susceptibles de pagar si colocan links a otras páginas y cobrar por aquellos enlaces dirigidos a esa web.

En todo caso se produce un claro conflicto de intereses. Cualquier publicación que se precie aspira a conseguir visitas, es el ‘combustible’ que le aporta notoriedad en los principales buscadores del mercado. Los mismos que parecen quedar exentos de la tasa.

“La puesta a disposición del público por parte de prestadores de servicios que faciliten instrumentos de búsqueda de palabras aisladas incluidas en los no estará sujeta a autorización ni compensación equitativa siempre que tal puesta a disposición del público se produzca sin finalidad comercial propia y se realice estrictamente circunscrita a lo imprescindible para ofrecer resultados de búsqueda en respuesta a consultas previamente formuladas por un usuario al buscador”.

Es de suponer que los enlaces a  metabuscadores recibirán el mismo tratamiento que Google, Yahoo o Bing. ya que únicamente comparan precios de hoteles y vuelos y son consultas imprescindibles para los usuarios.

Por otro lado, el abono de las cantidades recaudadas se tramitará a través de CEDRO, un portal de gestión de derechos de propiedad intelectual de los autores y editores españoles o la propia AEDE. Cabe la posibilidad de evitar el pago de la “Tasa Google” si la web está en otro país. Aunque si estas entidades quieren, pueden ordenar el bloqueo de la página desde España.

A pesar de que todavía tiene que votarse en el Senado y que no entrará en vigor hasta un año después de su publicación en el BOE (2016), se trata de un texto que atenta contra la razón de ser de Internet: compartir información. Asimismo, desde AEDE, parecen ignorar que los enlaces son una importante fuente de tráfico.

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

0 comentarios 

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar