Powered by

Distribución Hoteles

La tecnología iguala a clientes y hoteleros

0 comentarios

15 octubre 2014 a las 6:00, por

Igualdad en balanza de piedra y pluma, Google Plus.

Igualdad en balanza de piedra y pluma, Google Plus.

Los usuarios son inconformistas por naturaleza. Comprar habitaciones va mucho más allá de las relaciones interpersonales de antaño. En la actualidad, la culminación de la venta es el resultado de un trabajo en equipo que tiene en cuenta varios factores como el perfil de los clientes, su grado de conocimiento y  la evolución del mercado según la época del año, entre otros.

Hotel Marketing recoge las conclusiones de un evento organizado por la Asociación de Marketing HSMAI. En el acto, varios expertos reflexionan acerca de  cómo la tecnología ha modificado las estrategias de comercialización de los alojamientos.

Uno de los puntos que se trata es el de la evolución del vendedor. El objetivo es el mismo de siempre: convencer al usuario de que su establecimiento es el mejor de su categoría y es ideal para lo que busca ese cliente durante su estancia.  Sin embargo,  desde la irrupción de la tecnología,  el consumidor tiene acceso a múltiples fuentes de información, lo que provoca que el vendedor pierda un poco su status de “experto infalible”.

En pleno SXXI, las técnicas de venta hotelera exigen la colaboración de todos los departamentos de una cadena. Un proceso que requiere, además, del seguimiento y análisis constante del mercado y de sus peculiaridades. Bob Gilbert, CEO de HSMAI, se refiere a que el cliente contemporáneo está mucho más informado que años atrás. “Los compradores ahora están mucho más informados y comprometidos que antes”. Sus hábitos y conductas afectan a todos los segmentos de mercado”, explica.

Lograr anticiparse y saber de qué forma pueden reaccionar los clientes requiere de la ayuda herramientas tecnológicas para plantear nuevas formas de acercamiento a los posibles clientes. Carmen Lam, de la cadena de hoteles de lujo Fairmont, así lo cree. “La prioridad no es vender y luego ver a qué cliente me dirijo, sino al revés; en función de mi clientes, elaboro un plan de acción concreto”.

Ante este nuevo rumbo que toma la industria, Andrew Chang, vicepresidente de HSMAI, considera que incluso las características de los vendedores han variado notablemente. “Cada vez veo más jóvenes que manejan con soltura las nuevas tecnologías. No tienen experiencia, pero vale la pena confiar en ellos y ver cómo se desenvuelven”, argumenta.

Por otra parte, Hotel Industry  va en la misma línea de Hotel Marketing asegura que los clientes cuentan con un altísimo grado de conectividad a las nuevas tecnologías. Un hecho que ha generado y genera dos situaciones:

1)   Son insaciables (tecnológicamente hablando)

2)   Han desarrollado una marcada impaciencia cuando sus experiencias de navegación para adquirir habitaciones de hotel o cualquier otro producto son decepcionantes. Es decir, en lugar de sin cortes ni esperas, son largas en el tiempo carga y de difícil acceso.

La tecnología se ha convertido en un recurso fundamental en el día a a día del sector. Proporciona información muy valiosa sobre los huéspedes y sus preferencias, permite la monitorización de los niveles de ocupación y con ello la elaboración de estrategias adecuadas de venta. En definitiva, la tecnología sirve a la hotelería para elevar la calidad de sus productos frente a unos huéspedes muy informados y rigurosos.

Desde Idiso e Innwise disponemos de una completa oferta sobre tecnología, distribución y marketing hotelero para una mejor gestión de vuestro alojamiento.

 

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

0 comentarios 

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar