Powered by

Marketing Hotelero

Turismo espacial: un sueño a 110.000 metros de altura

0 comentarios

18 noviembre 2014 a las 6:00, por

Viaje espacial, Google Plus.

Viaje espacial, Google Plus.

Viajar sin la fuerza de la gravedad, a una velocidad tres veces superior a la del sonido y contemplando el planeta como nunca antes lo habíais visto ya no será solo cosa de astronautas.

El turismo espacial se convertirá en una realidad a lo largo del próximo año 2015. Eso sí, habrá que rascarse un bolsillo y parte del otro porque los precios de estas experiencias casi de película son astronómicos.

Virgin Galactic, propiedad del multimillonario Richard Branson, ya tiene confirmadas 700 reservas por valor de 200.000 euros cada una. Entre los pasajeros más conocidos, que ya cuentan con asiento asegurado, encontramos a celebrities como Leonardo Di Caprio, Justin Bieber, Paris Hilton o Ashton Cutcher. Y todo esto a pesar del reciente accidente de su nave SpaceShipTwo en la que murió el copiloto y el piloto resultó herido.

Este contratiempo no frena la idea de la compañía de empezar con los vuelos comerciales en 2015. Serán desplazamientos de dos horas de duración en los que seis viajeros podrán experimentar la sensación de la gravedad cero durante cinco minutos y disfrutar de un paisaje de lo más espectacular a 110.000 metros de altura.

Para ser turista espacial, además de tener una nutrida cuenta corriente, es necesario ser mayor de edad y acreditar un buen estado de salud porque está demostrado que los síntomas más comunes en expediciones similares son: la fatiga, la pérdida de apetito, el dolor de espalda, náuseas o la deshidratación. Además, la continua aceleración y desaceleración vertical dificulta el bombeo de sangre al cerebro.

Otra alternativa que encontramos en este mercado es Bloon, creado por la empresa española Zero2infinity, que ofrece viajes en un globo de helio que asciende 36 kilómetros. El prototipo consiste en una cápsula con un globo, similar a un donut con ventanas y con capacidad para seis personas ( dos pilotos y cuatro pasajeros). Bloon, además, cuenta con dos grandes ventajas frente a los vuelos espaciales en avión:

–       Menor coste (unos 110.000 euros)

-       No contamina

Estos son solo dos ejemplos de esta peculiar modalidad que se denomina turismo espacial. Un concepto del que se empezó a hablar en 2001, cuando el magnate americano Dennis Tito pagó la desorbitada cifra de 20 millones de dólares a la Agencia Federal Rusa a cambio de pasar una semana en la Estación Espacial Internacional.

El poderoso Tito, asimismo, se convirtió en el hombre de más edad en realizar un desplazamiento de estas características, ya que por aquel entonces tenía 60 años. Es evidente que estamos ante un turismo elitista, pero también es justo señalar sus avances. Los mismos que han permitido a este tipo de viajes dejar de ser un anhelo futurista para convertirse en una posibilidad real.

Ya no hace falta ser astronauta o un satélite para ver la tierra desde una posición privilegiada. El turismo espacial aterrizará en 2015 sin billete de vuelta.

 

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

0 comentarios 

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar