Powered by

Distribución Hoteles
Marketing Hotelero

El internet de las cosas o la conectividad total

4 comentarios

6 marzo 2015 a las 6:00, por

Internet of things, Google Plus

Internet of things, Google Plus

Coches, televisores, máquinas de café, lavadoras o juguetes ya son susceptibles de tener conexión a la red de redes y empezar a nutrir de datos a sus consumidores y a las empresas sobre sus hábitos. En inglés, Internet of Things (iot), es un fenómeno en expansión, y se espera que para 2020 haya nueve dispositivos por persona conectados.

La asociación hotelera HOSPA lo corrobora y señala que estos niveles de conectividad suponen un reto para el sector. El internet de las cosas abre nuevas puertas para replantear las relaciones entre los huéspedes y los alojamientos. Por ejemplo: se puede realizar un seguimiento de las preferencias de los clientes respecto al café, ver qué tipo es el más consumido y aumentar su compra en detrimento de otros con menos aceptación.

Respecto a las llaves mobile, a través de un mensaje corto, el huésped recibe la notificación justo en el momento en el que quedan activadas. Además, puede escoger quién tiene acceso y quién no. El dispositivo está programado para registrar cada entrada y salida de la habitación. Una circunstancia que refuerza la seguridad.

Otra ventaja en la gestión diaria de los hoteles, según explican desde HOSPA, es que el IoT posibilita un mayor control del inventario. Se puede monitorizar el consumo en las neveras y comprobar qué productos se han terminado o escasean más rápidamente. El internet de las cosas proporciona conocimientos precisos sobre los gustos de los clientes.

Esta idea, desde una óptica general, es la que también defiende Business Insider. La publicación asegura que el impacto del internet de las cosas permitirá saber cómo son y qué buscan realmente los consumidores. Según sus previsiones, la influencia del IoT será total. A medida que se vaya consolidando, se dejará notar en áreas como el branding, la distribución o el precio.

En referencia al branding, las empresas podrán disponer de ingentes cantidades de datos que les acercarán a las reacciones de sus clientes o posibles clientes. De este modo, les resultará más sencillo decidir y ver qué tipo de contenidos funcionan mejor a la hora de presentar un producto.

En el caso del precio, el internet de las cosas permitirá crear precios dinámicos que se ajustarán no ya a la realidad del mercado, sino a la realidad del consumidor y que serán modificados partiendo del propio historial de compras del cliente.

La distribución será también más eficiente, ya que partirá de las necesidades reales del comprador y posibilitará que los vendedores detecten a sus consumidores en las inmediaciones antes de que estos necesiten realmente comprar algo (y les manden alertas, por ejemplo, recordando cierta compra). Y en promoción no solo cambiarán los soportes de los anuncios, que ahora entrarán dentro de casa en muchas más pantallas, sino también cómo se emiten y los mensajes que lanzan.

En definitiva, el internet de las cosas está emergiendo como una realidad global que va a cambiar y ya está cambiando las relaciones entre usuarios y compañías a gran escala. La conectividad de múltiples dispositivos avanza a pasos agigantados, ávida de conocimiento que redundará en beneficio de firmas y clientes. Un modelo win-win en toda regla.

Idiso

Idiso

En Idiso somos mucho más que proveedores tecnológicos; nuestra misión es aportar valor a nuestros clientes. Queremos convertirnos en THE GLOBAL HOTEL SALES PARTNER, maximizando los ingresos del hotelero gracias a nuestras soluciones de distribución y comercialización 360º.

También te puede interesar