Powered by

Marketing Hotelero

El turismo cultural pisa fuerte

2 comentarios

20 mayo 2015 a las 6:00, por

Coliseo de Roma, Google Plus.

Coliseo de Roma, Google Plus.

Más allá del sol y la playa, turistas ávidos de conocimiento visitan cientos, miles, de destinos en todo el mundo para conocer su historia y su patrimonio. Este tipo de viajero cultural supone un incentivo para todos los países receptores. Solo en Asia su impacto anual es de un billón de euros.

Aunque en la creación como tal de una estrategia para el desarrollo del turismo cultural no es sencilla porque, en su esencia, conviven tres elementos fundamentales: turismo, cultura y patrimonio.

Según expone el Ministerio de Cultura de España, estos tres factores son difíciles de equilibrar, ya que mientras que el turismo se ha considerado históricamente como una actividad preponderantemente económica, el patrimonio es una riqueza no renovable que no puede considerarse un producto clásico de consumo.

Es necesaria la búsqueda de acciones encaminadas a fomentar el desarrollo del turismo cultural, no solamente como motor económico de los pueblos, sino también como preservador de los valores y del patrimonio cultural de las naciones, desde una perspectiva que garantice el respeto y la conservación de los mismos a través de un mayor conocimiento entre los turistas, y de intercambios interculturales fructíferos que contribuyan al desarrollo económico, social y cultural de los pueblos.

El portal eHotelier da una serie de razones por las que es valioso y rentable apostar por los “turistas culturales”:

  • Viajeros altamente cualificados. Siempre buscan saber más. Las visitas a museos, monumentos o conciertos nunca faltan en su planificación.
  • Un billón de dólares al año. Solo en la región Asia-Pacifico ese es el rédito que deja este segmento de mercado. O lo que es lo mismo, 50 millones de puestos de trabajo en la zona, según los datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT).
  • Gastan más. De acuerdo a los datos que maneja la publicación, los turistas culturales son hasta un 36 % más espléndidos a la hora de rascarse el bolsillo en comparación con los viajeros de ocio.
  • Cada destino cuenta. En un mundo globalizado y conectado a internet, prácticamente cualquier lugar tiene algo que ofrecer a sus visitantes. Desde el Partenón o el Coliseo de Roma al pueblo más recóndito y apartado. La tendencia general, no solo para este nicho de mercado, es invertir en experiencias. ¿Qué más da dónde se desarrollen si el cliente queda satisfecho?
  • La planificación, clave. A pesar de el gran abanico de posibilidades existente, para que un destino funcione es importante realizar investigaciones previas acerca de los productos y servicios. En función de esa primera aproximación, será mucho más sencillo captar la atención de los turistas culturales. Uno de los principales objetivos del marketing es detectar las necesidades del mercado y crear productos que las cubran.

Cultura, turismo y patrimonio son las tres variables de una ecuación que da y seguirá dando que hablar durante mucho tiempo. Y es que hay todo un sinfín de ofertas por descubrir que van más allá del ocio convencional.

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

También te puede interesar