Powered by

Marketing Hotelero

¿Está reduciendo la tecnología nuestra capacidad de atención?

0 comentarios

18 mayo 2015 a las 6:00, por

Falta de concentración, Google Plus

Falta de concentración, Google Plus

La respuesta es afirmativa, aunque con matices. Desde el año 2.000, la habilidad de las personas para mantenernos concentradas en un determinado tema ha bajado cuatro segundos de media, de 12 a ocho.

Sin embargo, la parte positiva es que ahora somos mucho más capaces de realizar varias tareas de manera simultánea (multitarea).

Este descenso se explica, en parte, por las rutinas actuales de conducta y consumo, muy vinculadas al uso de diferentes tecnologías, como los teléfonos móviles. Es la principal conclusión de un estudio de Microsoft que busca medir el impacto de estos y otros dispositivos en la vida cotidiana. El muestreo de esta investigación han sido más de 2.000 canadienses divididos en dos grandes grupos: los que son tecnológicamente activos y los que no.

Los ocho segundos de atención son muy pocos. Tanto es así que el análisis del gigante informático asegura que un pez dorado (ese diminuto de color naranja que más de uno habrá ganado en la feria) supera a los humanos por un segundo. Eso sí, la pérdida cuantitativa de atención encuentra su consuelo en el ámbito cualitativo: atendemos menos tiempo, pero a una intensidad mayor, sobre todo al inicio.

Esta percepción de las cosas no quiere decir, sin embargo, que los mensajes que recibimos no se vayan a quedar en su memoria o que dado que solo hay un momento de atención elevado únicamente eso será procesado. Según el estudio, mucha de la información que recibimos durante todo el período persiste en la memoria.

Frente a nosotros, los usuarios que no son digitalmente activos muestran una pauta diferente en cómo su cerebro gestiona los períodos de atención. Para quienes usan de forma poco habitual las nuevas tecnologías, las tornas se invierten. En este caso no hay pico de mucha atención en el principio, sino que muestran más bien poca atención al principio de la tarea. Su atención va ganando con el paso del tiempo, cuando se van dando cuenta y procesando más detalles.

Uno de los elementos que también deben cambiar son los anuncios, o al menos el cómo se cuenta la historia para así conseguir llamar la atención de esos consumidores que quieren un punto de impacto rápido y directo. “Necesitamos ser más claros y concisos con los mensajes tan pronto como sea posible”, señala Alyson Gausby, responsable del departamento de inteligencia de consumidor en Microsoft Canadá (la división de la compañía que firma el estudio). Para Gausby, es un ejercicio prácticamente periodístico. “Es casi como hacer titulares”, concluye.

Los anuncios tendrán que ser, por tanto, directos y claros, similares a los anuncios de las vallas publicitarias. Las vallas funcionan con este tipo de mensajes directos que captan el interés de los consumidores en cuanto estos los ven. Los anuncios en los tiempos de la atención diversificada por el uso de la red deben ser así también para conseguir que seduzcan a los usuarios.

En esta situación se puede deducir que la marca que logre conquistar al usuario en menos tiempo se impondrá al resto. Y es que internet y la tecnología han mermado nuestro tiempo de atención para dotarlo de una mayor precisión y nos han permitido ser más polifacéticos.

Innwise

Innwise

Optimizamos tu estrategia de comercialización online mediante una eficiente gestión de canales de distribución, buscando a través de un revenue management un resultado final rentable siempre como objetivo. Ponemos a tu disposición un amplio paquete de soluciones de emarketing.

0 comentarios 

Deja un comentario

campos obligatorios *

También te puede interesar